Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 1 hora

Nairo, nuestro mejor deportista de la historia de Colombia

El boyacense, con apenas 27 años  de edad y al menos ocho temporadas más para rendir al máximo nivel, está a un podio de Alberto Contador, dos de Alejandro Valverde y tres de Vincenzo Nibali y Miguel Induraín, verdaderas leyendas del deporte.

AFP

Nairo Quintana es el mejor deportista colombiano de todos los tiempos. Con el segundo lugar en el Giro de Italia,  completó su sexto podio en alguna de las tres grandes carreras por etapas del mundo, lo que lo ubica en la décima posición histórica.

El boyacense, con apenas 27 años  de edad y al menos ocho temporadas más para rendir al máximo nivel, está a un podio de Alberto Contador, dos de Alejandro Valverde y tres de Vincenzo Nibali y Miguel Induraín, verdaderas leyendas del deporte.

A esos magníficos resultados habría que sumarle sus 12 títulos en competencias de una semana, así como casi 30 triunfos de etapa y la corona del Tour de L’Avenir, la carrera aficionada más importante del mundo.

Su gran objetivo ahora es conquistar el Tour de Francia y completar la triple corona, tras sus victorias en el Giro 2014 y la Vuelta 2016, algo que solamente seis ciclistas han conseguido: nada menos que Jacques Anquetil, Felice Gimondi, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Vincenzo Nibali y Alberto Contador.

Este año intentará ganarlo, como lo hizo hasta ayer en el Giro. Tiene con qué lograrlo, pero puede “fallar” en el intento, como en 2013 y 2015, cuando fue segundo, o el año pasado, cuando terminó tercero.

Lo cierto es que algún día lo va a conquistar, pues está en el equipo ideal para hacerlo y sus jefes confían plenamente es sus condiciones. Como a pocos, a Quintana no le pesa la responsabilidad de tener que pelear el título en todas las carreras en las que participa. Es astuto a la hora de definir estrategias y manejar la presión en  la carretera. Incluso es hábil a la hora de declaraciones y calificar a sus rivales. No los magnifica, aunque  tampoco los desprecia. Los respeta, pero no les tiene miedo.

Nairo seguirá dándole alegrías a Colombia, como casi siempre lo han hecho los ciclistas, esos pequeños grandes hombres que nos han vuelto protagonistas de primer nivel en el deporte mundial.

Quintana nos ha acostumbrado a verlo ganar, pero es humano y a veces no tiene las fuerzas para subir a lo más alto del podio, como en el Giro del centenario, en el que Tom Dumoulin, otro monstruo de la bicicleta,  lo superó en franca lid.