Nairo Quintana ganó la novena etapa y es el líder del Giro de Italia

El colombiano materializó un gran trabajo atacando a los 7 kilómetros de llegar a la meta y tras tener más piernas que sus rivales, de ahora en adelante se vestirá de rosa.

AFP

Con el puerto de montaña más alto hasta ahora del Giro de Italia llegó la anhelada y merecida victoria de Nairo Quintana. El colombiano atacó a 7 kilómetros, probó a Thibaut Pinot y a Vincenzo Nibali, los desgastó y cuando vio que tenía más piernas que sus rivales, les sacó el tiempo suficiente para quedarse con la etapa y de paso con la camiseta rosa. (Vea nuestro especial del Giro de Italia)

El Movistar volvió hacer un gran trabajo. Materializó el gran Giro que por el momento viene desarrollando, y cuando todos pensaban que Nairo se quedaba sin un gregario de lujo tras la victoria y el esfuerzo que Gorka Izaguirre realizó el sábado, aparecieron el colombiano Winner Anacona y el costarricense Andrey Amador.

Ni los esfuerzos de Dumoulin y Mollema por llegarle a Nairo fueron suficientes para que el colombiano consiguiera su primera etapa en esta edición 100 del Giro. El colombiano literalmente se vistió con la camiseta del gran favorito a quedarse con la competición y de paso demostró que tiene más piernas que sus principales rivales.

Nairo a todos le sacó la ventaja suficiente para defender la camiseta rosada de la mejor manera de ahora en adelante. Especialmente al local Nibali, quien de los candidatos fue el que más desgaste hizo y el que al final quedó sin piernas.

Al final, el colombiano llegó con unos 20 segundos de ventaja sobre el francés Thibaut Pinot y el holandés Tom Dumoulin, segundo y tercero respectivamente. Además con el tiempo de bonificación por ser primero, en la general quedó a 28 segundos de su inmediato perseguidor. 

El ganador de la última edición de la carrera, el italiano Vincenzo Nibali, que sufrió mucho en la subida final para entrar quinto en meta a 1 minuto, quedó en quinta posición en la general, a 1 minuto y 10 segundos.

La etapa quedó marcada por una caída masiva cuando se iniciaba la ascensión a Blockhaus, a unos 14 kilómetros de la meta. Una moto de la policía aparcada a un lado de la carretera cortó el paso de un primer ciclista, el holandés Wilco Kelderman, que se cayó arrastrando a una quincena de corredores.

Entre los que se fueron al suelo estaba el británico Geraint Thomas (Sky), segundo de la general a 6 segundos del líder Jungels al principio de la etapa, que retomó la marcha a más de dos minutos de la cabeza de carrera.