Nairo Quintana: "No pienso que el pavé sea un problema"

El pedalista colombiano finalizó en la novena posición en la tercera etapa del Tour.

Nairo Quintana durante la tercera etapa del Tour de Francia. Foto: AFP

El colombiano Nairo Quintana (Movistar), noveno en la etapa del lunes en el Tour de Francia, salvó "otro día loco" tal como lo definió su equipo, aunque concedió 11 segundos con respecto al ahora líder de la carrera el británico Chris Froome.

Quintana, uno de los aspirantes al podio el próximo 26 de julio en París, tuvo más suerte que el domingo, cuando concedió más de un minuto con respecto a sus principales rivales en la general al quedar cortado por una caída camino de Zelanda (Holanda).

La jornada de este martes quedó marcada por una multitudinaria caída a más de 50 km para la meta, que obligó a la organización a neutralizar la carrera durante mas de 15 minutos.

El líder al inicio del día, el suizo Fabian Cancellara fue uno de los ciclistas que cayeron y quedó maltrecho, perdiendo mucho tiempo en la meta y el preciado maillot amarillo.

Tras relanzar la carrera, un intentó de abanico provocó que el pelotón se partiera en tres grupos, aunque Quintana, y el resto de favoritos, no se vieron sorprendidos y viajaron en el primero.

Todo lo contrario que su compañero en el Movistar Alejandro Valverde, uno de los grandes favoritos a la victoria en el Muro de Huy, con final similar al de la flecha Valona que el murciano ha ganado en tres ocasiones (2006, 2014 y 2015).

Valverde quedó atrapado en el tercer grupo y tuvo que dirigir en persona la caza para enlazar con el primer grupo, lo que le restó fuerzas para disputar la etapa. "Ha sido un día muy duro, complicado por todo: los parones, las caídas, los cortes impresionante", resumió Valverde al finalizar la etapa.

Tras la jornada, Quintana está a 1'56" de Froome, en la víspera de uno de los días más temidos de este Tour de Francia, que recorrerá parte de la clásica París-Roubaix y sus famosos tramos de adoquinados (unos 13 km en total), propicios para las caídas y los problemas mecánicos.

En esa etapa comenzó a cimentar su victoria le año pasado el italiano Vincenzo Nibali, tras las caída de Froome y Contador. "Es una experiencia nueva para mí", admitió Quintana el pasado mes de marzo, cuando con varios compañeros del Movistar se entrenó durante unos días en el pavés para aclimatarse de cara al Tour.

"En Colombia no tenemos adoquines, tenemos otro tipo de carreteras", dijo entonces el joven corredor de Combita. "No pienso que sea un problema y con el equipo que tenemos lo pasaremos bien", añadió.

Quintana participó también en dos clásicas belgas (FlechA Valona y Lieja-Bastoña-Lieja) para acostumbrarse a las carreteras franco-belgas.