Nairo salvó el primer escollo

Contador no es el mismo del Giro y Urán fue una gran sorpresa.

Nairo Quintana en la contrarreloj individual del Tour de Francia. Foto: AFP

El Colombiano Nairo Quintana, uno de los cuatro grandes favoritos del Tour de Francia, inició con pie derecho su participación en la gran prueba francesa, al terminar los 13.8 kilómetros de la crónometro del primer día muy cerca de sus rivales en una jornada en la que aseguró que se sintió en magníficas condiciones.

Las diferencias, que se esperaban mucho más grandes en un recorrido absolutamente llano y con curvas muy peligrosas, fueron escasas. El mejor de los aspirantes al título en este ejercicio contra el reloj fue el italiano Vincenzo Nibali quien terminó con 15 minutos y 39 segundos para aventajar por 11 segundos a Froome, por 15 a Contador y por 18 a Quintana. Estas diferencias son nada cuando por delante hay jornadas muy peligrosas en el llano y en especial etapas con ascensos en los que se puede lograr ventajas astronómicas.

La sorpresa más agradable para los colombianos fue el desempeño del antioqueño Rigoberto Urán, que no está en ninguna lista de favoritos, quien aventajó a “los cuatro fantásticos” y terminó la jornada en el puesto 17 con lo que demostró que tras un Giro en el que una virosis le causó enormes problemas, llega al Tour en excelente condición. El corredor del Etixx-Quick Step puede fácilmente convertirse en el líder de su escuadra en la segunda parte de la competencia.

La actuación de Urán permite pensar que el español Alberto Contador no es el mismo del Giro pues en la conrra reloj de 59 kilómetros que se corrió allá superó al colombiano por un minuto y 33 segundos y en esta ocasión las posiciones se invirtieron y Rigoberto le ganó al español por 21 segundos. Es la primera señal de que las batallas que libró en Italia aún le pasan factura y si el Tour, como está previsto, va a ser una batalla sin tregua alguna, el cansancio acumulado puede causarle estragos y echar por tierra la ilusión de los aficionados de su país de verlo como uno de los pocos que en un mismo año gane las dos grandes.

El Tour, como lo ha sido siempre, será una carrera que traerá sorpresas día a día… Hasta ahora no ha pasado nada especial entre los cuatro principales aspirantes al podio de París pero quienes esperan doblegar a Quintana se han dado cuenta de que va a ser un hueso duro de roer y así mismo comenzarán a mirar de reojo cómo responde Rigoberto Urán. Desde este domingo  Contador y Nairo irán a la defensiva hasta la décima etapa esperando que lleguen las cuestas pirenáicas y alpinas. Este domingo sus rivales tendrán su primera oportunidad en 166 kilómetros que se corren entre Utrecht y Zelande en los que el punto más alto estará a 6 metros sobre el nivel del mar y en la que el viento puede jugar un papel importante.

 

últimas noticias

Juan Pablo Suárez va por el desquite