Nairo sigue siendo el principal rival de Froome

El pedalista colombiano es el favorito para acabar con la seguidilla de victorias del británico. Así lo afirman los expertos.

Chris Froome y Nairo Quintana, en el podio del Tour de Francia 2016, en París. / AFP

Nairo Quintana sigue siendo el principal favorito para acabar con el reinado de Chris Froome, pese a que en esta edición no ha sido capaz de poner en aprietos la conquista del tercer Tour del británico.

"Pese a que ha tenido un año malo ha sido tercero. No veo otro que esté en mejores condiciones de rivalizar con Froome en el futuro", aseguró el exciclista francés Jean-François Bernard, una opinión muy compartida en la caravana de la ronda gala.

Bernard Thevenet, que ganó el Tour en 1975 y 1977, considera que Quintana "tiene las características necesarias para ganar", puesto que "es uno de los mejores escaladores del pelotón y, además, rueda bien contrarreloj".

Ningún otro ciclista aparece en el horizonte con las condiciones que tiene el colombiano para disputar la hegemonía del ciclismo actual a Froome.

Con 26 años y ya tres podios en el Tour, Quintana no parece afectado por haber chocado siempre contra el muro del británico, que a sus 31 años tiene un reinado limitado.

En este tercer asalto al Tour de Francia el ciclista de Boyacá se vio limitado por una extraña alergia que ni él ni el equipo supieron explicar y que las pruebas médicas a las que se someterá en los próximos días deben determinar.

Pero, pese a todo, Quintana no ha renunciado nunca a buscar el "sueño amarillo" y su moral no parece haber sufrido por una nueva intentona fallida.

Al contrario, el colombiano apareció en el podio de París orgulloso de su tercer puesto, reconoció que ha sido el Tour en el que más ha sufrido y desprendió esperanza para seguir peleando por el que ha designado como el objetivo de su vida, ganar la ronda gala.

"Hemos conseguido un podio bastante sufrido, más que otros años, y eso le otorga un sabor especial. Hubiera podido estar en mi casa o fuera del podio (...) Es un gran éxito estar en el podio en este estado", indicó.

Más que por sí mismo, Quintana pareció molesto por no haber respondido a las expectativas que se habían creado, considerado desde el inicio del Tour como el principal rival de Froome.

"Es una pena no haber podido dar más espectáculo y ponerle más ánimo a este Tour", aseguró el de Boyacá.

De la seriedad del mal que sufre es testimonio que finalmente Quintana ha renunciado a formar parte del equipo colombiano que buscará el oro olímpico en los Juegos de Río dentro de dos semanas, en el que estarán Esteban Chaves, Rigoberto Urán, Sergio Luis Henao y Miguel Ángel López.

Si sus compromisos publicitarios se lo permiten, será sustituido por Jarlinson Pantano, ganador de una etapa en el Tour y dos veces segundo. Si no pudiera, el elegido sería el también ciclista del Movistar Winner Anacona.

Quintana se someterá a pruebas médicas en los próximos días y, si todo va como está previsto, su siguiente objetivo será la Vuelta a España, en la que intentará conseguir su segunda grande, tras el Giro de Italia de 2014.

Pero el colombiano no renuncia al "sueño amarillo", que pasa por volver al año que viene al Tour con la misma ilusión de ganarlo.

Al principio de la carrera, el legendario Bernard Hinault, vencedor de cinco Tours, le designó como el ciclista del futuro. "Mientras los demás cumplen años, él gana en madurez", vaticinó el exciclista, observador avezado de la carrera.