No puedo confiarme: Nairo Quintana

El colombiano, del Movistar, asegura que llegar con el rótulo de candidato le otorga también un alto grado de responsabilidad.

El boyacense Nairo Quintana enfrenta hoy su primer reto: la contrarreloj por equipos. / AFP

Después de 27 años, un colombiano podría repetir la hazaña de Lucho Herrera como campeón de la Vuelta a España: el boyacense Nairo Quintana, de 24 años, sale a partir de este sábado —que arranca la ronda ibérica en Jerez de la Frontera— con el rótulo de favorito, luego de firmar sus credenciales con el título del Giro de Italia y la Vuelta a Burgos, además del subtítulo el año pasado en el Tour de Francia.

Junto a él, otros seis colombianos estarán en competencia en la prueba en la que se correrán 21 etapas para un total de 3.239,9 kilómetros: Rigoberto Urán, líder de Omega; Winner Anacona y José Serpa, del Lampre Mérida; Carlos Betancurt, del AG2R; Esteban Chaves, de Orica, y Julián Arredondo, del Trek.

Antes de viajar a territorio español, Nairo Quintana habló con El Espectador.

¿Cómo fue la preparación para la Vuelta a España?

La hice en Colombia, aproximadamente un mes, y fue buena. Con mi entrenador hicimos una planificación para realizarla por etapas. Nos preparamos día tras día. Lo importante es que estamos bien, me siento bien, con buenas sensaciones. La idea era aprovechar el terreno en Colombia. Sabemos que en nuestro país hay varios factores que nos potencian para hacer las cosas bien: el clima, la altura, la montaña y el terreno plano para ganar confianza. Llego bien, quizá no todo lo que me gustaría porque sólo corrí Burgos desde el Giro, aunque me dio confianza ganar allí. Esta semana me dediqué a descansar en Pamplona y a hacer los últimos entrenamientos de calidad.

En 2012 terminó la Vuelta en el puesto 36. ¿Cuál es el objetivo ahora?

Trataremos de luchar por el título. Estoy convencido de hacer las cosas bien para superar esa posición, que en ese entonces no fue mala. Aquella vez estuve acompañando a Alejandro Valverde en la montaña y por eso mi participación no fue tan relevante. Sin embargo, este año estoy convencido de lo que quiero y con el trabajo realizado esperamos tener una buena participación.

¿Llega como el líder del equipo?

Somos dos líderes. La carrera irá poniendo a cada uno en su lugar; si Alejandro va mejor, se le ayudará, y si es al revés, el equipo y él me ayudarán a mí. Lo importante es que gane Movistar, bien sea yo o él. Somos compañeros y no rivales y ambos luchamos por lo mismo. A mí me da mucha confianza tener al lado a Alejandro y tener un equipo tan fuerte como el que tengo.

¿Qué significa para usted el respaldo de un gran equipo?

Es muy importante para mí. Me da alivio tener un equipo que siempre me ayuda, me respalda, y eso me da confianza. Pero también hay un alto grado de responsabilidad. Sé que no puedo confiarme.

¿Qué análisis hace del recorrido?

Es un poco diferente al del Giro: hay más montaña, también tramos más exigentes y rivales que van a estar muy fuertes, que saldrán a atacar desde el principio.

¿Además de lo físico, se entrena en lo mental?

Sí, claro, siempre estoy concentrado en mi objetivo, que no es otro que ganar. Trataré de que se haga realidad.