Ariel Ahumada, el del coscorrón de Vargas Lleras, se lanza al Concejo de Bogotá

hace 1 hora

París-Niza: nuestros ciclistas ponen el espectáculo

Los pedalistas colombianos brillaron este sábado en la penúltima etapa. El objetivo a corto plazo, dominar el ciclismo mundial.

Nairo Quintana (Movistar) y Egan Bernal (Sky), en la etapa de este sábado de la París-Niza.EFE

Hace más de un año Eusebio Unzué anunció el dominio que en muy poco tiempo tendrían los escarabajos colombianos en el ciclismo mundial  y hasta se atrevió a predecir que se pelearían los triunfos entre ellos.

Quiénes hemos seguido la trayectoria del formador de Miguel Induráin y del mismo Nairo Quintana nos ilusionamos, pero muchos de los técnicos y de los periodistas europeos lo pusieron en duda. Ante el avance que ha tenido este deporte en el mundo era difícil aceptar que un país suramericano que sólo había mostrado grandes escaladores pudiera doblegar a los mejores de naciones con una amplia tradición en este deporte, con corredores de una constitución física excepcional, con una tradición y una historia que pesa demasiado.

Unzué, sin embargo, estaba seguro de que no se equivocaba. Su conocimiento de los ciclistas colombianos, en especial de Nairo y de los que han pedaleando bajo su mando en el Movistar, así como sus viajes a  nuestro país, en los que pudo enterarse de los avances de estos muchachos corajudos que aprendieron a moverse en los lotes, a rodar contra el cronómetro, a meterse en los embalajes y a superar a los amos de los embalajes, le hicieron abrir los ojos. Y ya no era uno ni dos, ni tres sino casi una legión, que se iba incorporando a los mejores equipos europeos. Para él la cosa era clara. Iba a ser muy, pero muy difícil hacerles frente.

Y llegó el día y la ocasión de comprobar su ojo de águila en esta memorable París-Niza que difícilmente vamos a olvidar porque dos de los nuestros se convirtieron en los figurones de la carrera, Egan y Nairo, porque otros dos jóvenes, el soachuno Martínez y el boyacense López disputaron a muerte la victoria en la etapa reina de la prueba.

Egan se vestirá este domingo de amarillo en el podio y a su lado estará Nairo Quintana. Una nueva dinastía ciclística comienza a reinar en el ciclismo mundial. Tendrán nuestros muchachos que luchar sin descanso para ser cada día mejores porque la tarea es bien difícil. No bastará llegar. Lo más complicado será quedarse.