A pesar de la caída, el Giro continúa para mí mañana: Rigoberto Urán

El ciclista colombiano del Etixx-Quick-Step sufrió este miércoles una caída en la undécima etapa del Giro de Italia.

EFE

El colombiano Rigoberto Urán (Etixx-Quick-Step) sufrió este miércoles una caída sin consecuencias en la undécima etapa del Giro, pero lamentó que haya ocurrido justo cuando empezaba a recuperarse de los esfuerzos de la primera semana, en la que sufrió una bronquitis.

La caída le afectó a todo el lado izquierdo del cuerpo al golpear el suelo y como resultado tiene abrasiones en el hombro, el codo, la cadera y la parte superior de la espalda, con dolores musculares incluidos, según informa el equipo.

"Iba detrás de otro corredor en el pelotón. Él aminoró un poco para cambiar y toqué su rueda. Me caí pero, afortunadamente, el coche del equipo con una nueva bici no estaba lejos. Mi primer pensamiento fue perseguir y regresar rápidamente. Me las arreglé para hacerlo y por suerte me mantuve en el pelotón hasta el final", comentó Urán.

"Es una pena", añadió, "porque después de la jornada de descanso el lunes y la etapa llana del martes me había recuperado un poco de los esfuerzos de la primera semana, cuando sufrí una bronquitis. Una caída no es la situación ideal ahora, y, por supuesto, mañana puede que me sienta un poco diferente a hoy ya que, a veces, como consecuencia de estas caídas, no sientes los efectos totalmente hasta el día siguiente o más tarde".

Urán se declaró dispuesto a seguir luchando: "Tenemos que hacer frente a la situación tal y como es. El Giro continúa para mí mañana", dijo.