Reincorporación y reconciliación, los dos temas claves a un año del acuerdo de paz con las Farc

hace 4 horas

Quintana: "El equipo no me pide más de lo que ya he hecho"

El ciclista colombiano afronta "sin presión" la recta final del Tour de Francia, con el único objetivo de "mantener lo ya conseguido".

Nairo se volvió a vestir con el 'maillot' blanco después de su gran papel en la 15° del Tour.
Nairo se volvió a vestir con el 'maillot' blanco después de su gran papel en la 15° del Tour.Archivo El Espectador

Movistar Team, equipo del que hace parte el ciclista boyacense, se muestra satisfecho con lo logrado por el de Boyacá en su primera participación en la ronda gala.

"Soy joven y no sé cómo va a responder mi cuerpo, espero al menos mantenerme donde estoy y conservar el maillot blanco. El equipo ya está contento con lo que he hecho", dijo el ciclista durante la segunda jornada de descanso.

Quintana ha reducido las expectativas con respecto a la víspera, cuando al terminar la etapa del Mont Ventoux fue el único hombre que plantó cara al poderoso Chris Froome y eso le llevó a decir que el objetivo era subir al podio de París.

El colombiano, que ahora es sexto a 5.47 del líder y a 1.22 de la tercera posición, afirma que "hay que ser realistas" y que el podio "es muy difícil".

"El cansancio se apodera de mí. Quiero subir al podio, pero también quiero ganar el Tour", dijo el colombiano.

Quintana disputa por primera vez un Tour de Francia y solo ha completado una carrera de tres semanas, la Vuelta a España 2012, en la que acabó en el puesto 36.

En aquella carrera, recuerda Quintana, que estuvo mejor en la tercera semana que en las dos anteriores, fue diferente, "había algunas etapas en las que se rodaba menos duro y podías descansar", mientras que en el Tour "todos los días se va a tope".

Tiene 23 años y aunque todo apunta a que su porvenir será brillante, el ciclista prefiere jugar la carta de la prudencia.

"Tengo que ver cómo asimila mi cuerpo el cansancio, hemos completado 15 días de mucha intensidad. Si tengo fuerzas seguiré atacando, pero los que están por delante de mí también son muy fuertes", indicó.

El colombiano sabe que tiene a todo el Movistar a su servicio, pero es consciente de que el equipo no le pide ningún objetivo concreto.

"Saben que puedo tener un mal día y no me meten presión. Eso me motiva, me da tranquilidad que ya estén contentos con lo que he hecho", señala.

Entre tanto, Quintana no descarta inscribir su nombre en una victoria de etapa, algo que podría ser asombroso para el gran Tour que está completando.

"Soy consciente de que va a ser muy difícil tal y como está rodando Froome. En la subida al Ventoux, nunca vi a nadie subir tan deprisa en todas las carreras que he corrido. Se le veía con mucha facilidad, está muy fuerte, me fue imposible seguir su rueda", señaló.

El británico "está muy fuerte" y con eso tapa las lagunas que pueda tener su equipo, "que no está todo lo bien que se pensaba", dice el colombiano.

Quintana recuerda a lo que vino a este Tour de Francia, en el que aterrizó como gregario de Alejandro Valverde y con el único objetivo de aprender de los veteranos y descubrir la mejor carrera del mundo.

Quintana da cita para dentro de "dos o tres años". Para entonces espera haber puesto a punto su cuerpo y venir al Tour de Francia a ganarlo.

"Me estoy preparando para venir algún día a ganar el Tour. Sé que tengo que mejorar en la contrarreloj y dejar madurar mi cuerpo. Ahora voy a aprender de mis compañeros. Dentro de dos o tres años estaré a mi mejor nivel", indicó.