Rigo sigue volando

El colombiano, segundo en el Tour de Francia, ratificó su gran momento y se llevó la victoria en la tradicional clásica Milano-Torino El año pasado el ganador había sido Miguel Ángel López.

El antioqueño Rigoberto Urán celebra feliz su victoria en la Milano-Torino.Cortesía Cannondale

El ciclista colombiano Rigoberto Urán sigue ratificando que pasa por el mejor momento de su carrera. Este jueves, el corredor del Cannondale se coronó en la edición 98 de la Milano-Torino, la clásica más antigua del mundo, disputada sobre un recorrido de 186 kilómetros.

El antioqueño, segundo en el último Tour de Francia, se impuso en la prueba italiana por delante del británico Adam Yates (Orica-Scott), el italiano Fabio Aru (Astana) y el también colombiano Nairo Quintana (Movistar). Para completar la buena actuación de los escarabajos, Daniel Martínez, del equipo Triestina Selle Italia, finalizó en la séptima posición.

Urán, nacido hace 30 años en el municipio de Urrao, consiguió la segunda victoria cafetera en esta carrera, pues justamente el año pasado se había consagrado el boyacense Miguel Ángel López.

Rigo se llevó el triunfo en una edición de gran intensidad gracias a una brillante actuación en la segunda subida al icónico cerro de Superga, en la que dio muestras de una gran condición física y acabó con las ambiciones de victoria de Yates.

Aunque hubo intentos de fuga antes, todos fueron controlados por los equipos del italiano Fabio Aru, el francés Thibaut Pinot y Nairo Quintana, quienes subieron el ritmo en la segunda mitad de la prueba.

Y ya en el ascenso final, con pendientes que llegaban al 14 por ciento, fue donde Urán lanzó el ataque definitivo, dejando atrás a Yates, Aru, Pinot y el también francés David Gaudu. El antioqueño despegó sin darles opciones a sus rivales y mantuvo el paso con confianza hasta que a 500 metros de la meta se supo ganador.

Yates lo dio todo en los últimos metros y se acercó ligeramente a Urán, pero el colombiano aguantó con autoridad y terminó imponiéndose con 10 segundos de ventaja.

Quintana no pudo tener opciones de llegar a la punta, pero se lució con un ataque en los últimos metros que le permitió remontar posiciones y situarse cuarto, a 28 segundos de Urán. La victoria llega en un gran momento para el equipo Cannondale, que estuvo a punto de desaparecer, pero que encontró un nuevo patrocinador para seguir con vida en la próxima temporada.

Urán había sido tercero el sábado en el Giro de Emilia, prueba en la que se subió al podio al lado de los italianos Giovanni Visconti y Vincenzo Nibali.

 

últimas noticias

La capa invisible de Supermán López

Fernando Gaviria, tras la pista de lo fugaz