Rigoberto Urán, el ‘político’ más querido de Colombia

No vende humo, eso se lo deja a los populistas. Lo suyo son las obras que están revolucionando el ciclismo nacional y poniéndolo en el radar del mundo entero. Gestiones que han estado ocultas, entre las sombras.

AFP

El 99,9 % de los diplomáticos en Colombia andan en aparatosas camionetas blindadas de placa azul, pero hay uno que rompe el paradigma. Alguien que lo hace en bicicleta: Rigoberto Urán, el embajador del país en el ciclismo mundial. 

No necesita vender humo, caer en la demagogia. Tampoco publica a los cuatro vientos las buenas obras que hace. Toda esa parafernalia de la política, siendo sinceros, no es lo suyo. Pero sabe que el respeto y la fama que se ha ganado por su trayectoria conllevan una gran responsabilidad. Y ha utilizado su posición de privilegio para causas nobles, sin la urgencia de obtener reconocimiento por lo que hace. Que muchas veces ha estado oculto, entre las sombras.

Lea: Para aprender: la filosofía de vida de Rigoberto Urán

Hoy se corre la segunda etapa del Tour Colombia 2.1, con un trazado de 150 kilómetros en La Ceja (Antioquia). El país está conmocionado por la presencia de Chris Froome, cuatro veces campeón del Tour de Francia, y la participación de las principales escuadras de la élite del ciclismo mundial. Han vuelto los tiempos en los que pedalistas de la envergadura de Robert Millar, Laurent Fignon, Pedro Delgado, Pascal Simon y Bernard Hinault rodaban por nuestras carreteras.

El jefe de filas del Education First fue la primera persona a la que llamó Jorge Ovidio González, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, cuando surgió la idea de crear una carrera de alto nivel en el país en medio de una conversación con Miguel Escobar, directivo de Postobón, en el piso 28 del edificio Coltejer. Al día siguiente, Rigo ya estaba en la edificación más alta de la capital antioqueña gestionando un sueño que hoy es realidad.

El pedalista nacido en Urrao ha sido el principal promotor del evento. Y una de sus movidas fue traer a competir al ciclista más importante de la década. “Contar con Froome como invitado le da exposición a Colombia. Tenemos que vender un país que sigue teniendo problemas, pero que ha cambiado. Cuando lo traje el año pasado, el man me dijo que esto era muy bonito. Y vea: lo tuvimos entrenando 15 días antes de la carrera. Este es un lugar hermoso, pero necesitamos que gente como él venga y riegue el chisme. Ojalá no se quede, pero sí que venga seguidito”, apunta entre risas.

Tras consolidar la carrera de categoría UCI 2.1, Rigo tiene proyectos más ambiciosos, como crear el primer equipo colombiano en el World Tour, máximo escalón del ciclismo mundial. Porque para él no existen imposibles. Para ello, la semana pasada convocó una reunión en la Casa de Nariño con el presidente Iván Duque, el director de Coldeportes, Ernesto Lucena, y un invitado especial: Dave Brailsford, cabeza del Team Sky, la escuadra más poderosa del planeta. Los diálogos tuvieron un desenlace feliz, hay ilusión.

El patrocinio del operador satelital en el conjunto británico se consumará en 2020. Y la ecuación es que alguna marca colombiana se apersone del equipo. “Llevo mucho tiempo con una espina: es una lástima que el país no tenga un equipo pro-Tour, porque talento es lo que hay”, dice Rigoberto Urán.

(Lea aquí:¿Será el Sky el primer equipo colombiano en el World Tour?)

En la temporada 2019, por primera vez en la historia, habrá cincuenta pedalistas colombianos en la élite del ciclismo mundial. Varios de ellos recomendados por Rigo. “Mijo, yo tengo que ser agradecido con la vida y busco que los nuestros vayan a Europa. He estado en siete equipos, he dejado muy buenas relaciones y trato de que les den la oportunidad. Porque yo sé del talento que tienen. ‘Venga, este pelao es bueno, mire’. Uno trata de ayudarles”.

Las relaciones públicas de Rigoberto Urán están revolucionando el ciclismo colombiano, que ahora está en el radar del mundo entero. “Mijito, pa mí la fama es efímera, yo no creo en eso. Nuestras carreras son cortas y uno vive en una burbuja. No se imaginan lo que yo le agradezco a la gente, porque a mí me pasa algo que muy pocos deportistas pueden contar. Que uno tenga reconocimiento cuando a uno le va como un zapato. Llego al aeropuerto y la gente dice: ‘Rigo, felicitaciones’. Y por dentro digo: ‘Pero si no hice nada, muchas gracias, pero no entiendo’. Eso me dice que a uno lo quieren por lo que es y no por los resultados, esos van y vienen, lo que queda es la persona. Yo hoy les digo que sean auténticos y originales”, cierra el político más extrovertido, original y querido de Colombia.

Thomas Blanco Lineros- @thomblalin

 

últimas noticias