Rigoberto Urán fue séptimo en la octava etapa del Giro

El pedalista antioqueño del Etixx Quick-Step entró al top 10 de la clasificación general.Beñat Intxausti del Movistar ganó la etapa y Alberto Contador mantuvo la Maglia Rosa del líder.

AFP

El español Beñat Intxausti, del equipo Movistar, fue el vencedor de la octava etapa del Giro de Italia disputada entre Fiuggi y el alto de Campitello Matese, con un recorrido de 186 kilómetros, y en la que el español Alberto Contador del Tinkoff Saxo logró conservar el liderto.

Por su parte el colombiano Rigoberto Urán, del Etixx Quick-Step arribó en la séptima posición de la fracción, a 35 segundos de Intxausti y ganó cuatro posiciones en la clasificación general, lo que le permite alcanzar la octava casilla de la carrera a 1 minuto y 24 segundos de Contador. Con lo mostrado este sábado, pareciera que Urán ya se encuentra recuperado del catarro que lo afectó durante la primera semana de competencia en suelo italiano.

Para completar la gran actuación de los ciclistas españoles en esta jornada, Mikel Landa del Astana cruzó en segunda posición la línea de meta y Alberto Contador, que parece estar recuperado de sus molestias en el hombro izquierdo y marcó la pauta en algunos momentos, conservó la Maglia Rosa respondiendo en la subida a Campitello Matese a los ataques de sus más directos rivales, los del italiano Fabio Aru del Astana, el australiano Richie Porte del Sky y el propio Urán que llegaron a 35 segundos del vencedor, que invirtió en total de 4 horas, 51 minutos y 34 segundos para completar el recorrido que tuvo un alto de montaña de segunda categoría y otro de primera.

La etapa tuvo un espectacular final con los tres equipos, los que lideran Contador, Aru y Porte, que hicieron todo su esfuerzos para intentar arañar diferencias en el primer final duro de montaña, el Campitello Matese. Fueron 15 kilómetros de subida emocionantes y de nervios, pues en los primeros desniveles, primero el Sky de Porte, luego el Astana de Aru, y a mitad del alto el Tinkoff Saxo de Contador fueron los que marcaron un ritmo impresionante y durante algunos momentos dio la impresión de que se trataba de una contrarreloj por equipos al estar al frente del grupo la totalidad de sus componentes.

Carlos Betancur, gran animador de la fracción

Hasta la llegada a los primeros desniveles de Campitello la jornada resultó relativamente tranquila con un poco de lluvia y numerosos intentos que no prosperaron, debido al marcaje de los grandes, pues por medio de la etapa estaba el Forca de Acero, un puerto de segunda, pero que se hace interminable con 26 kilómetros de ascensión.

La escapada del día se produjo poco antes del Forca, cuando se fue el holandés Steven Kruijswijk y tras él salieron el italiano Pellizoti y el colombiano Carlos Betancur. Llegaron a tener hasta nueve minutos de ventaja, pero el grupo principal comenzó a moverse, a intentar dejar cortado alguno de los candidatos al podio, especialmente a Contador, al que no lograron sorprender.

A mitad de puerto, el pelotón estaba agrupado con un Contador que no perdía la estela de sus rivales y miraba como venía el pelotón por detrás para evitar posibles cortes. Comenzó la guerra de estrategias, pero el marcaje entre ese tridente que forman Contador, Aru y Porte evitó posibles cortes, pero no pudieron evitar el demarraje de Intxausti para ser el primero en llegar a meta y reverdecer laureles en la prueba italiana.

La general sigue comandada por Alberto Contador ahora con un par de segundos más con respecto al italiano Fabio Aru, que se queda a cuatro, ya que el español puntuó en un esprín intermedio y Porte se va a los 22.

Este domingo se disputará la novena etapa, con salida en la localidad de Benevento y llegada en San Giorgio del Sannio, de 215 kilómetros. La fracción tendrá tres premios de montaña.