Santiago Botero: “Tengo mucha ilusión con Nairo en el Tour”

El antioqueño fue campeón de la montaña y ganador de tres etapas en la ronda gala, por lo que analiza a los escarabajos del certamen que empieza este sábado (8:00 a.m., Señal Colombia).

Nairo Quintana y Alejandro Valverde entrenan para el Tour de Francia. Foto: AFP

Han pasado 12 años, 11 meses y 16 días desde el primer y único triunfo colombiano en una contrarreloj individual en el Tour de Francia. El tiempo puede equivocar la memoria de su autor material: el antioqueño Santiago Botero. “En los últimos metros lo dejé todo y gané por siete u ocho segundos”, recuerda el triunfo de ese día en la novena etapa de la edición del año 2002.

En realidad superó por once segundos a Lance Armstrong, que había ganado las dos contrarrelojes del año anterior y el título de la clasificación general. Fue tan importante su hazaña, que los franceses adoptaron el triunfo como propio y celebraron con champaña. En esta entrevista con Señal Radio Colombia, el antioqueño recuerda esa y otras jornadas en la ronda gala y opina sobre los colombianos que participan en el Tour de Francia 2015, que empieza casualmente con una contrarreloj.

¿Por qué fue capaz de destronar a Lance Armstrong en la crono del 2002?

Ya lo había derrotado unos días atrás en la Dauphine Libere, por eso tenía confianza. Pero sabía que era imbatible en todos los terrenos. Por eso fue una bonita experiencia. Desde el comienzo de la corono estuve muy parejo en tiempos con él y en los últimos 10 kilómetros logré distanciarme de su tiempo.

Pero el triunfo no fue inmediato. ¿Qué tanto tuvo que esperar luego de cruzar la meta?

Al llegar, Armstrong no había terminado y no estaba seguro si yo iba a ganar. La espera fue eterna. Yo estaba muy ilusionado, muy ansioso porque se acabara y se decidiera todo. Cuando llegó Armstrong, los franceses celebraron con champaña, porque alguien había superado al campeón.

¿Cómo hizo dos años antes para ganar la montaña en su primera aparición (2000)?

Yo ni siquiera me lo planteé porque yo llegaba como gregario del español Fernando Escartín. Así que yo iba a hacer mi trabajo y me limité a hacerlo. Pero luego me di cuenta de las posibilidades cuando estaba cerca de Richard Virenque, cinco veces campeón de la montaña en el Tour. Entonces empecé a correr para conservar o alcanzar esa camiseta de pepas rojas. Yo sabía lo apetecida que era porque caracteriza al colombiano y porque ya la había portado Lucho Herrera.

¿Usted qué consejo les daría a los ciclistas que debutan en esta edición: Pantano, Anacona y Arredondo?

Se comenta en el argot ciclístico que la graduación de una trayectoria deportiva en este deporte es hacer y terminar un Tour de Francia. Ellos deben tener una gran ilusión, así que lo más importante es la concentración. Este será un evento con carreteras estrechas, viento, montaña y pavé. Así que será un Tour muy movido y no se pueden poner a pensar en lo que falta sino en el día a día.

¿Por que tan especial un Tour de Francia?

El Tour conjuga varias circunstancias que para mí la hacen la ronda más prestigiosa del calendario internacional. Primero: la difusión mediática. Es una carrera que después del Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos es la que tiene más audiencia. Y segundo, consecuencia de lo primero, todos los equipos enfilan a sus mejores corredores para esta competencia. El que va al Tour, es porque está al 100%. En el Giro y en la Vuelta algunos van a prepararse o a cumplir. El Tour de Francia es la más importante del mundo. Por eso dicen: ‘El Tour es el Tour y no hay más’. Y por eso también tengo mucha ilusión con Nairo y los otros colombianos. Espero que les vaya muy bien.

¿Por qué el Tour le favorece a los colombianos?

El Tour se caracteriza por un clima que no es tan exigente como el Giro de Italia. El Tour tiene alta y larga montaña, a diferencia de otras carreras que es más corta y explosiva. Aquí hay cuestas más duras y es más fácil que un escalador nato se ubique bien. Y los ciclistas colombianos se reconocen justamente por eso, por la facilidad de subir en la montaña.

¿En las contrarrelojes de este Tour no seremos favoritos entonces?

No necesariamente. El colombiano se está volviendo más versátil, va bien en las clásicas, en las contrarrelojes, con viento. Ya no se puede ser solo un escalador. Hoy en día el corredor colombiano sabe que tiene que prepararse para esta especialidad y que debe tener su bicicleta de crono en la casa para tener confianza en etapas de este tipo.

¿Qué pasa después de un Tour de Francia?

Una vez termina, hay que descansar, pero como uno tenía otros objetivos no podía irme de vacaciones como muchos creían que lo hacía. Si tenía que correr luego la Vuelta a España, me radicaba en la altura y descasaba activamente. Paraba tres días después del Tour y luego hacía proceso de recuperación sobre la bicicleta, desintoxicaba el cuerpo haciendo dos o tres horas diarias. Después del Tour es difícil conciliar el sueño, después de tanta presión.

Estamos en una campaña de #YoPedaleoPor. ¿Usted pedalea por qué o quién?

Por los ciclistas colombianos que están en el Tour. Ahora mismo estoy sobre la bicicleta, porque esto no se deja, esto es parte de uno. Ojo: la mejor forma de emular a los escarabajos que estarán en Francia es saliendo a rodar un poquito.

Así serán los horarios de transmisión de Señal Colombia, este sábado en el inicio del Tour de Francia.