“Sigo soñando con el título”: Nairo analiza lo que falta del Tour de Francia

Este martes la carrera continúa con la décima etapa, 197 kilómetros entre Escaldes-Engordany y Revel, de camino a Los Alpes.

Nairo Quintana es cuarto en la clasificación general. / AFP

El colombiano insistió este lunes, en la primera jornada de descanso que sigue soñando con convertirse en el primer suramericano en ganar la carrera francesa, a pesar de las críticas por salir de Los Pirineos sin haber atacado a Chris Froome.

Desde Andorra y junto al jefe del equipo Movistar Eusebio Unzué, Quintana compareció ante los periodistas muy sonriente, seguro de que sus opciones para llegar con el maillot amarillo a París siguen intactas. “Sigo soñando, estamos en la lucha y esperamos que se haga realidad”, dijo.

El boyacense salió de las tres jornadas pirenaicas con 23 segundos de diferencia con Froome (Sky), el líder de la general. “Está bastante fuerte y su equipo igual. Este año ha dicho que ha retrasado su preparación para estar listo en la última semana. Nos sorprende tantas veces que no sabemos qué esperar”, señaló el colombiano sobre su gran rival.

Froome atacó a Quintana el sábado, cuando logró 23 segundos en el descenso (13 segundos +10 de bonificaciones), en la octava etapa, que ganó. “No es un problema bajar, tenemos buen material y le podemos hacer rendir al 100%. El otro día me pilló en un descuido y eso se cobró los segundos”, explicó.

Unzué también se refirió al espectacular descenso del británico en Bagneres de Luchon: “El error fue por nuestra parte, por no estar más encima de él, pensamos que no ocurriría. Era poner en riesgo tal cantidad de cosas por unos segundos que no lo teníamos entre las posibilidades de lo que podía suceder”.

Quintana insistió en tranquilizar los ánimos: “Vamos día a día, por mi parte y en el equipo, queda mucho por recorrer, muchas montañas, y no nos podemos dejar toda la vida en un solo día. Hay que ir poco a poco para ver cómo están los rivales y ver una posibilidad de ataque. Salvamos la primera semana perdiendo sólo 13 segundos, más bonificaciones, es motivo de satisfacción y cierta tranquilidad”.

Este martes la carrera continúa con la décima etapa, 197 kilómetros entre Escaldes-Engordany y Revel, de camino a Los Alpes.

Nairo subrayó su buen estado: “Estoy mejor que otros años, la madurez se nota, espero que pueda pasar en la contrarreloj (viernes), que es donde tengo más debilidad frente a él. Sigo soñando con el título”.