Simon Yates: "Tendré que hablar con el equipo para ver cuál es el plan"

El británico es el nuevo líder de la clasificación general de la Vuelta a España.

Adam Yates nuevo líder de la general.AFP

El nuevo líder de la Vuelta a España 2018, el británico Simon Yates, aseguró que no esperaba este domingo alcanzar el maillot rojo en La Covatilla y que, por tanto, no sabe "cuál es el plan" que seguirá a partir de ahora.

"No lo esperaba para nada. Mi objetivo era mantenerme entre los mejores de la general, pero como estaba unos segundos por detrás de varios rivales para mí ha sido una sorpresa", comentó un Yates que no sabe tampoco "si es demasiado pronto" para ponerse líder.

"Como no lo esperaba, no sé muy bien cual es el plan para los próximos días. Tendré que hablar con el equipo para ver qué hacemos", explicó, en todo caso, "contento" por ver que su "preparación es buena" para esta Vuelta.

"Estoy contento, pero a ver como lo asumimos en los próximos días. Mi condición es buena. He hecho una preparación diferente al Giro -en el que ganó tres etapas y fue líder 14 días antes de derrumbarse en la última semana-. Los números y el 'feeling' ya me lo decían. Y hoy, en una etapa con final a casi 2.000, he entrado con los mejores, que casi todos eran colombianos que están acostumbrados a la altura", señaló.

Respecto al Giro, confesó que le "es difícil" haber aprendido algo porque no sabe lo que le pasó cuando tenía la carrera casi ganada. "Es difícil decir que aprendí del Giro porque no sé por qué me rompí. Ojalá lo supiera", manifestó.

Yates auguró "días con oportunidades de cambios en la general", una vez que ya ha pasado una primera semana "con solo dos oportunidades de pelear la general", la primera en Alfacar, en cuarta etapa.

La segunda fue este domingo en una subida a La Covatilla en la que cree que "el viento influyó más en 2011", cuando ganó el irlandés Dan Martin. "No ha sido tan dura como creía. Había visto el vídeo de 2011 e hizo más viento. No estoy diciendo que no haya sido dura, pero sí que el viento en 2011 hizo más estragos", subrayó.

Yates, por otro lado, aseguró que no se acordaba de que había ganado en 2016 en Luintra (Orense), final de la etapa del miércoles próximo, la undécima de esta Vuelta. Y que por ello ni ha pensado en repetir triunfo en una jornada por "carreteras bastante duras".