Solo el Sky quedó contento

Para Nairo Quintana el Mont Ventoux ha sido un ascenso maldito.

El ciclista británico Christopher Froome del Sky con el maillot amarillo del liderato tras la 12ª etapa del Tour de Francia. / EFE

Nunca se pasa por el Monte Ventoux sin que pase algo extraño. Desde la muerte de un corredor, Tom Simpson , el 13 de julio de 1.967,  por abuso de alcohol, hipotermia y anfetaminas y hasta locuras extrañas que hacen perder la cabeza. Y a pesar de que ayer no se llegó a la cumbre pelada provocó un montón de incidentes que darán mucho que hablar, en especial por la forma como los comisarios acomodaron la decisión en favor del líder Chris Froome.

Para Nairo Quintana fue un pésimo día. Aunque intentó en dos ocasiones despegar al líder, no tuvo los arrestos para poner tierra de por medio ya que el equipo de negro lo volvió a enganchar con facilidad. Muchos corredores hablan de que en este ascenso se les va el aire, y hasta llegan a sentirse tan desconcertados que hasta creen que están bajando, una especie de triángulo de las Bermudas, que le ha causado pérdidas de tiempo importantes. Lo de Nairo es peligroso por la sensación que le queda a sus adversarios de que es vulnerable a pesar de tras perder la rueda de la camiseta amarilla retomó su ritmo y mantuvo una distancia manejable y de que siempre había manifestado que su opción está en la última semana.

Lo que ocurra en la cronómetro llana de 37 kilómetros va ser importante porque va a revelar cómo quedaron los protagonistas luego del infierno que vivieron ayer, que ahora no son dos  sino por lo menos cinco: Froom, Molema, Nairo, Yates y Richie Porte. Seguramente todos se creen en condiciones de ganar la carrera y van a ir a fondo en el ejercicio en solitario. Todo hace pensar que no habrá ventajas muy apreciables y que la montaña de la tercera semana va a ser la que dicte el veredicto final. Ni Froome se ve demasiado sobrado ni sus contrincantes van a darse por vencidos fácilmente.

Por ahora todos están a la expectativa ya que hay reclamos a la decisión pues Yates y Moleman se sienten perjudicados por la decisión y así mismo entre los directores de equipo y entre los medios hay controversia, tanto que el diario El País de España asegura que fue decisión ilegal y que el resultado debería ser el que se vio en la meta. Hasta una hora antes de la partida los comisarios tienen tiempo para cambiar la decisión. Sería la tercera porque en el primer boletín dieron a Yates como líder y en la segunda a Froome. Pase lo que pase este caótico final va a pasar a la historia y los directivos de la competencia tendrán que tomar medidas extremas para que la suación no se repita en los finales en montaña que aún quedan.