“Supermán” López ganó la Clásica Milán-Turín

El ciclista colombiano del equipo Astana conquistó una carrera disputada sobre 186 kilómetros.

Miguel Ángel López, flamante campeón de la edición 97 de la Clásica Milán-Turín. / EFE
Miguel Ángel López, flamante campeón de la edición 97 de la Clásica Milán-Turín. / EFE

El ciclista colombiano Miguel Angel López, del equipo Astana, conquistó este miércoles la tradicional Clásica Milán-Turín, una carrera disputada sobre 186 kilómetros entre las dos grandes ciudades del norte de Italia y con llegada en el ascenso que conduce a la basílica de Superga.

López, de 22 años, había ganado esta temporada una etapa y la clasificación general de la Vuelta a Suiza. Además, en 2014 fue el campeón del Tour del Porvenir, en Francia.

El boyacense, que hace un mes tuvo que retirarse de la Vuelta a España por una fuerte caída, superó en la meta al canadiense Michael Woods y al antioqueño Rigoberto Urán, por 9 y 14 segundos, respectivamente.

El corredor español Daniel Moreno finalizó en el cuarto puesto, mientras que el escalador italiano Fabio Aru, quien era principal favorito a la victoria, fue sexto.

López, de 22 años, había ganado esta temporada una etapa y la clasificación general de la Vuelta a Suiza. Además, en 2014 fue el campeón del Tour del Porvenir, en Francia.

El boyacense, que hace un mes tuvo que retirarse de la Vuelta a España por una fuerte caída, superó en la meta al canadiense Michael Woods y al antioqueño Rigoberto Urán, por 9 y 14 segundos, respectivamente.

El corredor español Daniel Moreno finalizó en el cuarto puesto, mientras que el escalador italiano Fabio Aru, quien era principal favorito a la victoria, fue sexto.

Woods atacó a cinco kilómetros del final, pero López le dio alcance cuando quedaban dos kilómetros para la meta y se mostró más fuerte en el tramo final.

“No esperaba ganar la prueba, porque los planes del equipo eran otros, pero al final la carrera se dio a mi favor y estoy feliz por un triunfo hermoso”, aseguró el colombiano, nacido en el municipio de Pesca el 4 de febrero de 1994.

Profesional desde hace dos temporadas, López es una de las nuevas estrellas del equipo Astana, con el que tiene contrato hasta 2018. “Gracias a mis compañeros he podido lograr esta magnífica victoria, a pesar de la pérdida de Michele Scarponi, quien se cayó. Dedico este logro a él y a Diego Rosa, que también estuvo implicado en el accidente y luego hizo un trabajo tremendo para mí, así como Darío Cataldo”, explicó en la meta el ciclista boyacense, de 1,72 metros de estatura y 62 kilogramos de peso.

Supermán, como le dicen, destacó el trabajo del equipo para anular las fugas que se presentaron y la capacidad para improvisar luego de las caídas que sufrieron sus compañeros. “Todo el equipo trabajó mucho para anular las escapadas y luego hablamos durante la carrera, lo que nos permitió cambiar la táctica sobre la marcha y conseguir una victoria que para mí es muy importante”.

La idea, tras perder a varios compañeros, era llevar a López en el lote puntero hasta el ascenso final, en donde esperaban que hiciera valer su condición de gran escalador.

Y fue precisamente en la subida hacia la basílica de Superga cuando el colombiano entró en escena y no fracasó a la hora de demostrar sus dotes que le señalan como el sucesor de Nairo Quintana,

“Lo inteligente era tratar de abrir hueco antes de la subida final. La verdad es que yo no esperaba ganar hoy, pero ha sido muy hermoso y motivante para las carreras que vienen, pero sobre todo para las próximas temporadas”, finalizó diciendo López.

Temas relacionados