Todo listo para la carrera Colombia Oro y Paz 2018

El certamen, que se llevará a cabo del 6 al 11 de febrero, contará con varios de los equipos más importantes del mundo.

El boyacense Nairo Quintana (izq.) y los antioqueños Rigoberto Urán y Fernando Gaviria (der.) correrán de nuevo en el país. Christian Garavito- El Espectador

Hace dos años, en el piso 28 del edificio Coltejer, el más alto de Medellín, Miguel Escobar, presidente de Postobón, se reunió con el actual presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, Jorge Ovidio González, quien en ese entonces oficiaba como gerente general de la entidad.

—Oiga, Jorge Ovidio, lo hemos venido pensando, ¿no cree que llegó la hora de tener un evento de gran magnitud del ciclismo en Colombia?

—Siempre hemos tenido esa intención, aunque hemos estado enfrascados en la preparación de nuestra selección.

—Piénselo. Nosotros apoyaríamos totalmente ese proyecto.

Salió de la reunión. Eran las dos de la tarde. El dirigente, expectante, llamó a Rigoberto Urán, quien lo acompañó al siguiente día al nuevo encuentro con Escobar, otra vez en el edificio más alto de la capital antioqueña. Allí se forjaron los cimientos de la carrera Colombia Oro y Paz, categoría UCI 2.1, que se llevará a cabo del 6 al 11 de febrero en las carreteras del país.

Después llamó a Nairo Quintana y Fernando Gaviria, quienes sin titubeos se unieron al proyecto y además dieron las luces para armar un evento de tal magnitud por primera vez en Colombia. Los tiempos en que pedalistas de la talla de Fausto Coppi, Felice Gimondi, Robert Millar, Pascal Simon, Laurent Fignon, Pedro Delgado y Bernard Hinault competían en las principales carreteras del país pueden volver a repetirse. Movistar Team, Cannondale-Drapac, Sky y Quick Step Floors son los equipos World Tour que han confirmado su presencia, junto con otras 16 escuadras pro continentales y continentales. Las selecciones de Colombia, Italia, Rusia y Argentina también estarán en competencia

La prueba arrancará en Palmira y finalizará en Manizales. Recorrerá las principales carreteras de Valle del Cauca y el Eje Cafetero, transitando algunos municipios que anteriormente eran zonas de conflicto.

Con predominio de las etapas llanas y subidas de media montaña, varios pedalistas empezarán la temporada en el país antes de correr las grandes vueltas. “Colombia necesitaba esto. Uno les decía a los europeos: ‘Oiga, venga a Colombia que esto es una berraquera’. Ahora ya podemos traer equipos profesionales. Simplemente, con los ciclistas que tenemos podemos hacer una carrera extraordinaria”, afirmó Rigoberto Urán.

Por su parte, Gaviria, el pedalista con más victorias (14) a nivel mundial en la temporada que termina, ganador de cuatro etapas en el Giro de Italia, se mostró feliz con la carrera. “Se nos van a abrir muchas puertas. Dan nervios volver a correr en Colombia, pero sé que Rigo y Nairo, que llevan más tiempo en Europa, deben estar peor”, sentenció entre risas.

Jorge Ovidio González, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, habló con El Espectador de los detalles de la carrera y además confirmó que las ediciones de 2019 y 2020 se realizarán en Antioquia y Boyacá, respectivamente.

¿Cuáles son las expectativas de la carrera?

Son inmensas. Aquí empieza un punto de quiebre en el ciclismo colombiano, uno de Colombia para el mundo. Ya no nos verán en otras rutas sino en las propias.

¿La gente esperaba pruebas de alta montaña?

Las exigencias de una carrera 2.1 no pueden ser mayores. Es inicio de temporada con recorridos suaves y poca montaña. No podíamos poner el páramo de Letras o La Línea.

La Vuelta a Colombia 2018 no fue inscrita para el calendario de la UCI. ¿La Oro y Paz afectará la calidad de la carrera?

La gente tiene que empezar a ver las cosas con otros ojos. La calidad de la Vuelta a Colombia no va a bajar. Si la 2.1 queda arriba, la otra también subirá, eso es lógico. Antes se volverá a los 14 días y los equipos serán de nueve corredores otra vez. La Vuelta es nuestro patrimonio y así la vamos a cuidar.

 

últimas noticias