"Todos los días se lucha por la general": Chris Froome

El líder de la Vuelta a España, aprovechó la jornada de descanso y calificó a la ronda ibérica "mucho más agresiva" que el Tour de Francia.

AFP

El británico Chris Froome (Sky), líder de la Vuelta, disfrutó del primer día de descanso "muy contento con la situación de tener el maillot rojo y del trabajo de su equipo" y recordó que a pesar de haber corrido el Tour de Francia viene a la ronda española porque es una carrera que le gusta porque "todos los días se lucha por la general".  (Vea el especial de la Vuelta a España)

"Estoy muy contento con el inicio de la Vuelta, especialmente teniendo en cuenta las etapas con finales complicados que hemos tenido, con subidas explosivas. Estamos aún juntos en la general pero la situación para mi y el equipo es idónea", dijo Froome en su hotel de Elche.

Froome admitió su deseo especial de venir a la Vuelta después de adjudicarse su cuarto Tour de Francia.

"Hubiera sido mucho más fácil haberme ido de vacaciones con mi familia y estar con los pies en alto esperando el Tour del año que viene, pero disfruto en la Vuelta, y es aquí donde en 2011 descubrí que podía estar luchando por la general en una grande. Tengo algunos recuerdos muy especiales de aquella Vuelta", señaló.

"Vengo aquí", siguió, "porque las condiciones me convienen, a pesar del calor sofocante. Hay un gran ambiente en las carreteras porque los españoles viven de cerca la carrera y realmente se puede sentir el deporte. Saben apreciar una buena carrera agresiva".

En comparación con el Tour, Froome se refirió a la Vuelta como una carrera mucho más agresiva porque todos los días son importantes para la general. (Así fue la novena etapa de La Vuelta a España)

"Aquí se quiere ver batalla entre los grandes rivales que luchan por la roja. En el Tour había tres grandes etapas de montaña y eso significa que hubo muy poco espacio para el error".

Froome recordó que en la etapa de Peyragudes no tuvo su mejor día y pudo perder el maillot amarillo. "No me alimenté bien y me quedé sin combustible. Eso fue algo que aprendí"

También se refirió Froome a su preparación desde el final del Tour de Francia.

"Creo que con 3.500 kilómetros en las piernas en el Tour y 2.000 de entrenamiento después es una buena base para la Vuelta y me siento más confiado en las subidas".

El jefe de filas del Sky dijo que si sale en buena forma de la Vuelta podría intentar hacer la contrarreloj por equipos del Mundial de Bergen, ya que la prueba de ruta no le interesa "en absoluto".

Preguntado por el anuncio del Cannondale retirar el equipo por falta de presupuesto, Froome comparó esa situación con la prosperidad y potencial del Sky.

"De alguna manera es injusto el apoyo que tenemos en general en el equipo de Sky en comparación con algunos equipos. Pero si se quita eso, ¿para qué se esfuerzan los equipos?, ¿por qué intentar trabajar más duro para conseguir patrocinadores más grandes y más apoyo para ganar en más carreras? Si se quita eso, entonces estamos casi llegando a ser comunistas", dijo.

"Si no fuese así", continuó Froome, "todo el mundo debería usar las mismas bicicleta, tener el mismo equipamiento y patrocinadores, comer el mismo arroz cada mañana."

¿Dónde se traza la línea?, se preguntó Froome. "Creo que es una pena que Cannondale tenga problemas para el próximo año. Ayer hicieron una gran etapa, estuvieron como nunca, tal vez tendría que ver con esa situación". 

últimas noticias