Tour de Francia 2015 comenzará con una contrarreloj en Holanda

Esta primera jornada de carrera, el sábado 4 de julio de 2015, será una etapa contrarreloj y no un prólogo.

AFP

El Tour de Francia de ciclismo del año 2015 comenzará con una contrarreloj de 13,7 kilómetros en la ciudad holandesa de Utrecht, anunció este jueves su director, Christian Prudhomme.

"Después de dos ediciones que comienzan con una etapa en línea, volvemos a la tradición de la contrarreloj", declaró Prudhomme en una rueda de prensa en París.

El recorrido será "totalmente plano" y será un ida y vuelta al centro de la ciudad, de oeste a este, pasando por lugares emblemáticos de esta ciudad holandesa, que cuenta con más de 300.000 habitantes.

Esta primera jornada de carrera, el sábado 4 de julio de 2015, será una etapa contrarreloj y no un prólogo.

"El reglamento de la Unión Ciclista Internacional fija en 8 kilómetros la distancia máxima de un prólogo", precisó el director del Tour, subrayando que además de la distancia la principal diferencia entre prólogo y etapa está en las consecuencias de un retraso. En un prólogo el corredor es sistemáticamente repescado y no en una etapa si supera el límite de tiempo establecido.

La segunda etapa también debería tener como escenario Utrecht, aunque no se avanzó por el momento ningún detalle al respecto.

"No se ha decidido nada", precisó un dirigente de la empresa organizadora (ASO), aunque parece probable que la meta de la segunda etapa esté en otro punto del país, en principio cerca del mar del Norte.

Pasión naranja por el ciclismo

Utrecht es la sexta ciudad holandesa en acoger una salida del Tour de Francia, después de Amsterdam (1954), Scheveningen (1973), Leiden (1978), Den Bosch (1996) y Rotterdam (2010).

"Toda Holanda se siente unida a este evento histórico", estimó el embajador de Holanda en Francia, Ed Kronenburg, acompañado en el acto por dos vencedores holandeses del Tour, Jan Janssen (1968) y Joop Zoetemelk (1980).

El Tour-2014 comenzará también fuera de Francia, en la ciudad inglesa de Leeds.

Prudhomme recordó la pasión que se vive en Holanda por el ciclismo y que los datos de seguimiento de la carrera son mejores incluso en el país Oranje que en Francia, ya que un 85,7% de sus habitantes han visto al menos una vez el Tour por televisión.

Utrecht es además la sede del banco Rabobank, un colaborador histórico del ciclismo holandés, hasta su retirada del pelotón profesional el año pasado. También es la ciudad natal de varios grandes deportistas, como el judoca Anton Geesink o los futbolistas Marco Van Basten y Wesley Sneijder.

Desde hace una década la ciudad quería albergar la salida del Tour y optó a la de 2010, donde Rotterdam se lo impidió.

"Es la victoria de la tenacidad y de la paciencia", declaró Prudhomme. "En Utrecht la bicicleta es una forma de vida. Hay muchas más bicicletas que habitantes. Es su primer medio de transporte", afirmó.