Tour de San Luis estrenará crono por equipos en el debut de Nairo Quintana

El recorrido, en el que también estará el italiano Vicenzo Nibali, tendrá siete etapas y 921,7 kilómetros.

El Tour de San Luis se lanzará el próximo lunes de la localidad de El Durazno con una novedad en sus 10 años de existencia, una contrarreloj por equipos de 21 kilómetros que dará a conocer al primer líder de la mejor prueba de América Latina, pero el recorrido tendrá equilibrio con opciones para velocistas y dos etapas de alta montaña "espectaculares".

Una novedad importante en la carrera que verá el debut en 2016 del colombiano Nairo Quintana y del italiano Vincenzo Nibali, los grandes nombres de la cita argentina junto al campeón mundial, el eslovaco Peter Sagan.

El recorrido busca el espectáculo desde el primer kilómetro, según explica el español Roberto Coca, asesor técnico de la prueba. A la cronometrada por escuadras se unen como referencias las llegadas en alto, al Cerro del Amago y Comechingones, y además, la tercera etapa tiene un puerto a 11 kilómetros de la meta", según explica Coca.

El Tour de San Luis constará de siete etapas y 921,7 kilómetros. Los puntos claves estarán en los grandes puertos del Cerro del Amago (1.710 m), en la cuarta etapa, y en Filo Sierras Comechingones (2.140 m), en la sexta, a un día del final.

En el resto dispondrán de oportunidades los velocistas, entre los que tratará de repetir los triunfos del año pasado el colombiano Fernando Gaviria, ahora en el Etixx, y los aventureros que decidan probar fortuna desde lejos con escapadas.

"En cada edición intentamos incluir novedades", explica Roberto Coca, el comisario internacional español que ejerce en el Tour de San Luis como asesor técnico y mano derecha de Andrés Martínez, el director de la prueba.

"Este año la novedad será la contrarreloj por equipos inicial. Hace tiempo que queríamos incluirla, pero nos encontrábamos con la dificultad de que no todos los equipos competían con seis corredores, ya que algunos lo hacían con ocho". Este año, sin embargo, todos lo harán en igualdad numérica", explica.

Coca señala que con las jornadas de montaña el recorrido gana en equilibrio.

"Nos hemos inclinado por éstas porque son las más fuertes y de más tradición. Hasta la cima de Comechingones sólo se ha subido el año pasado, pero anteriormente se subía hasta la mitad, hasta el Mirador del Sol (1.450 m). Poder llegar al Amago requirió una gran inversión del Gobierno de San Luis, pero creo que ha merecido la pena porque es una fantástica subida para mostrar al mundo", comentó Coca.

"Trabajamos con estándares europeos", recuerda Roberto Coca, que vaticina otra edición "espectacular".

La prueba se puede considerar una de las parientes del Tour de Francia. El Tour de San Luis se disputó por primera vez en 2007 con el impulso del gobernador Alberto Rodríguez Saá, quien visitó París anteriormente coincidiendo con la llegada del Tour. El espectáculo en los Campos Elíseos le fascinó de tal manera que quiso trasladarlo a esta provincia argentina.

Desde su inicio hace una década, cuando se impuso el argentino Jorge Giancinti, la carrera ha atraído a muchas figuras del ciclismo. "No sé qué tiene esta carrera que a todos les gusta venir", dijo recientemente Eusebio Unzue, director del Movistar.

Lo cierto es que por las carreteras de San Luis han rodado campeones en activo como el español Alberto Contador y el italiano Vincenzo Nibali, ambos con Tour, Giro y Vuelta en su palmarés, el colombiano Nairo Quintana, vencedor en San Luis 2014, "Purito" Rodríguez y el actual campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan.

 

últimas noticias