La UCI buscará motores en las bicicletas también en Río 2016

Las pruebas de ciclismo de los Juegos Olímpicos de Rio 2016 tendrán los mismos controles antidoping que el Tour de France, dijo el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Brian Cookson

EFE

La Unión Ciclista Internacional (UCI) buscará motores en las bicicletas de la carrera en línea y de contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que arrancarán el sábado, día 6, con la prueba en línea.

La UCI desplegará cámaras térmicas y software de ordenador en busca de ese tipo de motores, que pueden ocultarse en el interior de la parte hueca del tubo del asiento del cuadro de la bicicleta.

"Vamos a seguir poniendo a prueba las bicicletas, incluyendo en los Juegos Olímpicos de Río 2016", ha confirmado el presidente de la UCI, el británico Brian Cookson.

Los aparatos que buscan motores en las bicis utilizan sensores que pueden captar señales magnéticas y el calor emitidos por motores pequeños que pueden dar a los corredores un impulso adicional, pero prohibido. También se puede emplear rayos X e incluso una inspección física.

Las pruebas oficiales en busca de ese tipo de fraude tecnológico comenzaron en 2015 ante los rumores sobre su uso comenzó a circular

En enero de 2016 se cazó a la joven belga Femke van den Driessche utilizando un motor en una prueba del campeonato del mundo de ciclocrós y fue castigada por seis años en la que fue la primera sanción de ese tipo en la historia del ciclismo.

Temas relacionados