Una ronda con los campeones de la Vuelta a Colombia

Giovanni Báez, José Rujano, Félix Cárdenas y Óscar Sevilla, participantes de la edición 64 de la carrera, ya ganaron esta competencia.

El ciclista boyacense de 33 años ganó la Vuelta a Guatemala en 2010.

“La Vuelta a Colombia es más dura que el Tour de Francia y el Giro de Italia”, le dijo a este diario el español Óscar Sevilla, actual campeón de la competencia y quien en sus inicios corrió en las grandes carreras europeas, pero al verse envuelto en la Operación Puerto debió comenzar a incorporarse a equipos continentales y no del Pro Tour, razón por la cual terminó convirtiendo a Colombia en su hogar.

Suficiente experiencia tiene para pensar eso. Aunque actualmente la carrera sea sólo de dos semanas y en realidad no pase por algunas ciudades relevantes del país, su nivel sigue siendo alto, es necesario estar bien preparado para ganarla y la gran meta de los ciclistas nacionales que están comenzando a rodar es tener buenas actuaciones para conseguir lugares en equipos mejores, incluso fuera del país.

El Espectador habló con cuatro campeones de la Vuelta a Colombia que están participando en esta edición 64 y les pidió que contaran sus experiencias en carrera, las claves para ganarla y algunas anécdotas. Giovanni Báez, ganador en 2008 y hoy corredor del EBSA Boyacá; José Rujano, campeón en 2009 y miembro del Boyacá se Atreve; Félix El Gato Cárdenas, doble ganador, en 2011 y 2012, y ahora líder del Formesan Bogotá Humana, y Óscar Sevilla, campeón el año pasado y capo del EMP-Une.

Este domingo se correrá en las calles de Medellín la última etapa, un circuito de 103 kilómetros, y se sabrá quién es el campeón, ganador de $6’500.000 de premio.

*** José Rujano, campeón en 2009

“SOY UN COLOMBIANO MÁS”

¿Qué es lo que más recuerda de ese triunfo?

En particular no recuerdo una anécdota, pero sí podría mencionar que fue muy complicado ganar, porque en los primeros días hubo etapas en las que cedí bastante tiempo, sobre todo en la crono por equipos. Claro que al final, con el pasar de las jornadas, me fui haciendo fuerte en la carrera, mis piernas comenzaron a responder mejor y se dio el triunfo.

¿Qué es lo más complicado de ganar la Vuelta a Colombia?

Para mí lo más fuerte fue la preparación. Fueron seis meses en los que dediqué día y noche a estar bien físicamente. Iba al gimnasio dos horas, luego rodaba en bicicleta cuatro. Recuerdo que también cuando me subí al podio del Giro de Italia fue igual, me mentalicé, me preparé y lo logré.

¿Qué se necesita para ganar?

Se debe tener la capacidad de lucha y de aguante. También hay un alto factor de suerte y, en mi caso, que haya varias llegadas en alto, porque en el ascenso es donde mejor me siento. También que se debe tener una preparación de mínimo seis meses para poder pensar en el podio.

¿Como extranjero cómo vivió ese triunfo?

Fue algo muy bello, porque me sentía como un colombiano más, la gente de acá es muy parecida a la de mi país, así que fue lindo. Aparte de mi logro en Italia, creo que la Vuelta a Colombia ha sido la competencia más bonita que he vivido. Era joven, el pelo lo tenía pintado de rosado (risas). Todo va cambiando, ya me pasó esa etapa de juventud, ya tengo tres hijos, soy maduro y sigo pedaleando con el deseo de volver a ganar.

*** Giovanni Báez, campeón en 2008
“LA SUERTE TAMBIÉN ES IMPORTANTE”

¿Qué recuerdos tiene de esa victoria?

Sólo tengo buenos recuerdos. Es algo que nunca olvidaré porque ha sido el logro más grande en mi vida como ciclista. He intentado repetir esa hazaña, pero el ciclismo es muy difícil, no basta con prepararse bien para ganar.

¿Recuerda alguna anécdota?

En una de las etapas, por estar dando una entrevista a unos periodistas, me demoré un poco hablando y la competencia partió sin mí. Me cogieron una buena ventaja, pero me exigí y terminé llegando a donde estaba todo el grupo. Los rivales no se dieron cuenta y no me atacaron. Al final de la misma, en los últimos metros, iba con un grupo, nos enredamos y me caí fuerte. Afortunadamente no fue nada grave. En otro año, pero también en una Vuelta a Colombia, llegando a Buga me enredé con un par de ciclistas, salí volando y caí de cara, por lo que me rompí el labio y los dientes. No pude seguir en competencia, fue algo muy frustrante. Estuve algunos días sin montar, pero luego regresé sin problema.

¿Cuáles cree que son las claves para ganar la Vuelta a Colombia?

Estar física y mentalmente muy bien preparado. Desde el inicio de temporada uno se debe trazar la meta de hacer una gran competencia y así, día a día, trabajar pensando en las exigentes etapas de la prueba. Otro de los factores importantes es contar con suerte, porque aunque es cierto que cuando uno está fuerte tiene casi todo ganado, si no se da también una ayudita extra es complicado a veces. Un pinchazo, una curva mala o una caída te pueden dejar sin opciones de ganar.

*** Félix ‘El Gato’ Cárdenas, campeón en 2011 y 2012
“ESTA ES UNA CARRERA LOCA”

¿Cómo se gana esta carrera?

Yo creo que las claves son la concentración, el trabajo, la disciplina y cuidar cada detalle. La comida, el descanso, el buen entrenamiento, estar psicológica y anímicamente bien. Todo eso cuenta y sobre todo los años que está uno lleno de energía y de fuerza para hacer las cosas. Creo que en los dos años que gané la Vuelta, digamos que también con el Clásico, fueron tres temporadas en las que no pude descansar ni un día. Siempre me acostaba temprano, dormía poco y llevaba una vida totalmente saludable.

Usted corrió varios años en Europa. ¿La Vuelta a Colombia está en ese nivel?

Esta es una carrera en la que para todos hay opción, así que no hay un equipo que lidere, que comande al sprint o en la general. Esta es una carrera loca, en la que se van corredores y al final debe tirar quien no está en la fuga. En Europa es fácil porque en las etapas planas hay equipos con intereses particulares que buscan ganar ese tipo de competencias. Cuando es montaña, el equipo líder pone su ritmo y todos lo respetan. Acá es defiéndase quien pueda. Obstáculos, derecha, izquierda, todo improvisado y eso dificulta más las cosas.

¿Qué anécdota recuerda?

En la primera carrera que gané, logré el triunfo sólo por dos segundos. Fue una tensión desde el primer día hasta el último. Entrené mucho para eso, pero en el momento de luchar por el título fue un sufrimiento grande. Gracias a Dios terminé ganando, pero no fue fácil. Así que ahí me propuse que al próximo año debería ganar, pero sin sufrir tanto. Me preparé mejor y efectivamente ese año logré el título con facilidad. No tuve rivales. Eso es algo muy bonito, porque es el premio al sacrificio y a hacer las cosas bien.

*** Óscar Sevilla, campeón en 2013
“ME DA ORGULLO”

Qué se necesita para ganar?

Tener regularidad para superar no sólo a los rivales, sino los días difíciles que tiene todo ciclista. Sobre todo correr de manera inteligente. Es importante tener un buen equipo y grandes compañeros. Los triunfos siempre son colectivos, porque cada persona aporta en lo suyo (parte psicológica, parte mental, mecánica). Obviamente hay que tener en cuenta el entrenamiento que está detrás y la cabeza, porque la mente vale mucho.

¿Por qué era tan importante para usted ganar esta vuelta?

Esta es una competencia dura y bonita, y de las de Colombia era la única que no había ganado; tenía un compromiso conmigo mismo, quería tener este título por todo lo que nos representa a mí, a mi familia y a mi equipo. Lo luché mucho y por eso todavía me da orgullo decir que ya gané acá.

¿Recuerda alguna anécdota?
Estuve a punto de abandonar por una gastroenteritis. Duré cinco días con fiebre, pero gracias a mis compañeros pude soportarla y eso me hizo más fuerte. Entendí que el cuerpo aunque no responda es fácil de llevar. Eso me dio una lección de superación. Y otra cosa fue estar en Medellín, en el podio, rodeado de mi gente, de mis amigos, mi familia, mi papá que está en el cielo. Era un reto que tenía en mi vida y lo pude lograr. Eso no quiere decir que como ya gané no lo quiera hacer más. Pero sí me quité un peso grande de encima.