Una selfie con Nairo para el recuerdo

Un aficionado, cargando la bandera de Colombia, se tomó una foto con Nairo durante la décima etapa de La Vuelta a España.

Nairo Quintana durante el ascenso a Lagos de Covadonga. Foto: EFE

Durante un recorrido de una carrera de ciclismo se puede encontrar de todo. En el Tour de Francia muchos fanáticos corrieron sin ropa, pintados o con cascos al lado de los ciclistas, otros simplemente se quedaron parados animándolos, lo mismo ha ocurrido en estas 10 etapas de la Vuelta a España. Es común. Hace parte de la escencia del ciclismo. Y lo vivió Nairo mientras ascendia a Lagos de Covadonga. Un asistente en el ascenso al puerto, con la bandera de Colombia amarrada en diagonal, empezó a correr cuando vio al pedalista, lo midió, lo alentó y cuando lo tuvo cerca se tomó una selfie con el boyacense. Quintana hasta sonrió.

Fue un instante que no duró más de 10 segundos, pero que quedó grabado para siempre. Un regalo para un seguidor de Nairo en una etapa que pasará a la historia, por la forma como el ciclista nacional pedaleó y atacó, con la ambición que únicamente tienen esos deportistas que logran gestas irrepetibles. Nada lo amilanó, ni los ataques de Contador, ni la remontada de Froome, quien a su paso, pasó de estar a 50 segundos del colombiano a terminar en la tercera posición a 25.

Una selfie para el recuerdo en un puerto, que con el paso del tiempo se va haciendo mítico para los colombianos, porque fue allí donde 'Lucho' Herrera arrancó, se escapó y ganó en 1987 para hacerse con el liderato de La Vuelta y donde este lunes 29 de agosto de 2016 Nairo arrancó, se escapó y ganó para tomar el liderato de la ronda ibérica.  

Hay veces que el ciclismo es ciclismo es estado puro, o semipuro, y te muestra sus grandezas y sus heridas, la del que gana y las del que pierde. Y Los Lagos necesitaban una campaña de sensibilización ciclista que les devolviera a su origen. El de Lejarreta, Perico, Herrera Jalabert y compañía. Y fue Nairo quien puso las piernas al servicio de la cima mítica de la Vuelta, para lograr allí la cuarta victoria de etapa de Colombia en este mítico puerto.