La Vuelta a Colombia, cuna de escarabajos

La cuna de los escarabajos. Así podría describirse la Vuelta a Colombia. En esta competencia se han forjado los grandes campeones que a lo largo de los años han dejado claro que el ciclismo colombiano es una potencia mundial.

Pelotón de la Vuelta a Colombia en la edición del año pasado, que ganó Óscar Sevilla. / Luis Ángel

Desde 1951, cuando Efraín El Zipa Forero ganó la primera edición, hasta 2014, cuando el español Óscar Sevilla se impuso en la versión 64, esta competencia ha mantenido la mística, y si bien hubo años en los que peligró su realización por falta de presupuesto o por la violencia en el país, siempre se cumplió con éxito.

Año tras año el ciclismo recupera el terreno perdido, y gracias a lo hecho en el exterior por las insignias de este deporte en el país, como Nairo Quintana y Rigoberto Urán, el pueblo colombiano ha vuelto a ver a los pedalistas como verdaderos héroes nacionales y por eso los bordes de las calles y las carreteras se vuelven a llenar con fanáticos que esperan con banderas por horas para ver pasar a los protagonistas.

En esta edición la competencia tendrá dos etapas más, gracias a la aprobación de la UCI que le permitió a la Federación Colombiana incrementar a trece las jornadas. Hoy, desde las 10:00 a.m., será la presentación oficial de los 18 equipos, entre ellos dos internacionales que fueron invitados: Coopenae-Extralum Economy, de Costa Rica, y D’Amico-Bottecchia, de Italia. La competencia empezará mañana en Bogotá, con una contrarreloj por equipos de 24 kilómetros, que saldrá a las 9:30 a.m. desde la avenida Boyacá con calle 168 hasta el parque El Tunal. Será la oportunidad ideal para que el pueblo bogotano anime a los pedalistas que lucharán por quedarse con el trono que hoy pertenece al español Óscar Sevilla, del equipo EPM-Une, quien buscará su tercer título de manera consecutiva.

En total, la carrera comprende 1.696 kilómetros repartidos en trece etapas, con tres tramos a cronómetro, uno por equipos y dos más individuales, uno de ellos en la última fracción, que será una cronoescalada en el alto de Las Palmas, en Medellín. Será una jornada similar a la que se vio por primera vez el año anterior y que ganó Fernando Camargo en una fría noche que se iluminó con leds de colores y antorchas en la subida hacia Rionegro. La aprobación por parte de los pedalistas, directores de equipos y público fue total y, gracias a la logística de Empresas Públicas de Medellín, la etapa que se prevé como definitiva volverá a vestirse de gala.

Entre los 167 corredores que harán una Vuelta a Colombia que promete estar a la altura de la organización y que terminará el 15 de agosto se destacan como favoritos al título el bicampeón Óscar Sevilla (EPM-Une), el actual campeón nacional Róbinson Chalapud (Orgullo Antioqueño), Hernando Bohórquez (Raza de Campeones), Eduardo Estrada (D’Amico-Bottecchia), el venezolano José Rujano (Coordinadora-Fundarujano-Alcaldía de Villa de Leyva) y el boliviano Óscar Soliz (Movistar).

“Mi idea siempre es la de salir a ganar. Tanto individualmente como por equipos. Me siento más o menos igual que en los dos últimos años. Ni mejor ni peor. Estoy preparado para volver a pelear por el título”, le dijo a El Espectador Óscar Sevilla, quien cree que este año la competencia tendrá “un recorrido muy duro con mucha montaña”, en el cual la clave será “sacar diferencias en las etapas contrarreloj”.