La Vuelta llega a Peña Cabarga, un ascenso en el que Nairo puede sacar diferencias

Será una etapa de 168,6 kilómetros que terminará con un ascenso de casi 6 km al 9,8% de desnivel.

Nairo Quintana, líder de la Vuelta a España. Foto: AFP

La Vuelta a España llega a Peña Cabarga. Tras un día de descanso, se vivirá el cuarto final consecutivo en alto en esta competencia. Un puerto final corto y severo, de casi 6 km al 9,8%, con lo más duro en el tramo final: 1,9 km al 11,5%, incluyendo rampas del 19%. La dureza de este ascenso puede hacer diferencias en una clasificación general que ahora mismo lidera Nairo Quintana por delante de su compañero de equipo Alejandro Valverde (a 57 segundos) y de Chris Froome (a 58).

Peña Cabarga es una oportunidad más para los escaladores, sobre todo para Nairo Quintana, que consiguió una pequeña ventaja de 25 segundos sobre Froome en Lagos de Covadonga para alejarlo a casi un minuto en la clasificación general. “Intentaré tomar más tiempo de ventaja, preparándome de cara a la contrarreloj”, dijo el pedalista boyacense el martes durante la rueda de prensa que se llevó a cabo en Quintes (Asturias).

La montaña de los Pirineos ha ido perdiendo presencia en la Vuelta a España, y por eso Cantabria, Asturias y Galicia son las comunidades habituales donde se celebran las etapas más duras. Esta vez, el norte peninsular ha sido colocado al principio, así que el valor de la etapa de Peña Cabarga puede que tenga menos valor que en otras ocasiones. El primer año que se subió fue en la Vuelta fue de 1979, en aquella ocasión ganó el madrileño Ángel López, tras concluir una escapada.

La carrera regresó a esta cima 31 años más tarde, cuando se subió en 2010. En esa ocasión, Joaquim "Purito" Rodríguez se llevó el triunfo de etapa tras saltar con Nibali a dos kilómetros de la cima. Rigoberto Urán en esa ocasión fue el mejor colombiano al llegar en la posición 35. En 2011 la Vuelta volvió a ascender a Peña Cabarga y en esa ocasión Chris Froome se impuso a Juanjo Cobo en la llegada. La última vez que se llegó a la cima cántabra fue en 2013 y, en esa ocasión, el bielorruso Vasil Kiryienka culminó la fuga con una victoria tras realizar toda la subida en solitario. Winner Anacona fue el mejor pedalista colombiano.

Esta vez, la etapa está un tanto desactivada, porque no tiene más puertos de montaña que el último y tiene un total de 168,6 km. Aunque el camino costero no es totalmente llano, no presenta excesivas dificultades, por lo que se puede esperar una etapa rápida que deje todo para esa ascensión de 5,6 km en la que concluye la fracción.

 

últimas noticias