Wínner Anacona, el gregario de Nairo

A sus 28 años, Winner es uno de los coequiperos de lujo del equipo Movistar. Él, junto a siete pedalistas más, trabaja para que su líder sea campeón y se lleve todos los aplausos. Pero esa es su labor y él la valora y disfruta.

El ciclista boyacense Wínner Anacona, uno de los gregarios de oro de Nairo Quintana. / Cortesía Movistar

“Un gregario es la persona que cumple la labor de proteger a su líder, que en mi caso es Nairo. Es el que se encarga de bajar al carro por el agua. Es el que siempre se encarga de tener cubierto al jefe de filas, para tenerlo adelante y así evitar posibles caídas”. Así, el colombiano Wínner Anacona define su labor en el equipo Movistar, la misma que hace por estos días en el Giro de Italia, en el que Nairo Quintana partió como gran favorito y se espera que en los próximos días de montaña ratifique su condición. (Vea aquí el especial del Giro de Italia 2017 de El Espectador)

Anacona, nacido en Tunja hace 28 años, tiene claro que él no está para ser protagonista, que “tengo que estar al 100 % despierto, porque si el líder tiene algún percance, debo estar ahí pendiente. Al final, el gregario y la escuadra giran en torno al líder. El desgaste es grande y más en una carrera de tres semanas”.

¿Cuál ha sido su tarea específica en la primera semana, en la que no hubo triunfo de etapa para Movistar?

En estas primeras fracciones he tratado de aportarle lo mejor de mí a Nairo, conforme a mi función de gregario. Espero darle mucho en las etapas de media y alta montaña. Para eso me preparé. A pesar de mi dolor en un tendón, me he sentido con buenas piernas y espero estar bien cuando me toquen esas jornadas. Da gusto saber que me llaman el gregario de oro de Nairo. Pero siento que los ocho que estamos aquí lo somos, porque realmente el aporte que hace cada uno es muy importante.

¿Qué peticiones le hace Nairo?

La verdad, no hay una grande, generalmente las hacemos en el bus antes de cada jornada. La única petición que hace, aunque nosotros la tenemos clara, es que siempre esté protegido y no le falte nada, como debe ser. A eso, nosotros le añadimos que siempre lo llevemos en los abanicos. Y ese trabajo en equipo se ha visto en estas primeras etapas, en las que hemos demostrado que el equipo está sólido, en donde cada uno está haciendo un rol muy importante en lo que lleva el Giro.

¿Qué etapa prepararon más?

Nairo estuvo haciendo reconocimiento de las etapas del Giro, porque sabía que algunas eran bastante complicadas. En mi caso, no hice ese reconocimiento. Pero sabemos que es una competencia bastante compleja. Aún no han llegado las grandes montañas, que son las que caracterizan esta prueba. Creo que la segunda y la tercera semanas serán muy duras. Este domingo (hoy) subiremos a Blockhaus y no la conozco muy bien, pero la pendiente es muy dura. Va a ser complicado. Nos hemos preparado para todas las etapas, quizás haciendo un poco más de énfasis en las llanas, que son las que más estrés generan.

¿Cómo se prepara un gregario?

Yo fui a prepararme a Colombia, hice mucho entrenamiento de montaña, para poder estar al mejor nivel y responder a las expectativas del equipo y mías, porque quiero hacer un buen Giro. No sé si los espectadores puedan percibir el nivel de exigencia tan grande que se vive en esta competencia. Y esas etapas que se ven transitorias, así como la del viernes, pueden ser más complicadas que las de montaña.

¿Cuál es la etapa que mayor preocupación le produce? 

Siento que la mayoría son complicadas, y más las que vienen, que van a ser muy duras. Es de estar preparados para cada una de ellas. Pero la etapa 16, que se correrá el 23 de mayo, entre Rovetta y Bormio, siento que va a ser la de mayor dificultad, es de alta montaña y es muy larga.

¿Cuáles son los rivales a vencer en este Giro?

El más directo es Vicenzo Nibali, sin demeritar el trabajo de los líderes de los otros equipos. Sin embargo, la carrera sigue muy abierta y por lo mismo es que se vive tanta tensión en el grupo. Ya seguramente habrá un cambio en la situación. También Thibaut Pinot podría ser un rival a vencer, sigue ahí y no ha cedido. Además, Bob Jungels, que en el Giro pasado demostró sus capacidades y este año podría ser un gran contrincante. Tom Dumoulin también podría ser, aunque en la última semana baja un poco su nivel.

Usted comenzó su camino en el ciclismo en pista...

Sí, empecé compitiendo en esa modalidad, hasta los 20 años. En Colombia, algunos ciclistas solemos hacer ambas modalidades y, la verdad, no me iba mal. Aunque al final ganó la pasión por la ruta. Mi sueño siempre había sido competir en Europa y bueno, aquí estoy.

¿Cuál es la mayor satisfacción que le ha dado el ciclismo?

Ganar una etapa en la Vuelta a España de 2014. Además, estar corriendo con los mejores del mundo y vivir el sueño que me propuse desde pequeño. Hacer mi labor de gregario también me genera satisfacción, porque las victorias de los grandes campeones no se construyen solas, detrás de ellos está uno, y parte de la satisfacción que sienten cuando alzan los brazos está en nuestra entrega y alegría. Espero tener la oportunidad de brillar. Me falta ganar una etapa en el Giro y otra en el Tour para tener mis metas cercanas cumplidas. Mi palmarés no es tan amplio como el de otros ciclistas, pero me ha costado llegar a donde estoy, así que lo disfruto al máximo. Espero hacer más temporadas en Europa.

¿Cómo ve el ciclismo colombiano?

Ha mejorado, pero aún faltan cosas para el beneficio de los pedalistas. Tenemos jóvenes talentosos que vienen detrás y con lo que hacemos nosotros esperamos ir dejando las puertas abiertas para que Colombia siga brillando en lo más alto por muchos años más.

¿Cómo ven al ciclista colombiano en Europa?

La afición europea muchas veces hace barra por los ciclistas colombianos y nos hemos ido ganando un espacio en sus corazones, con mucho esfuerzo y sacrificio. Es muy bonito ver cómo hay tanto auge de este deporte. Es lindo ver la afición cómo nos apoya en Europa. Nunca hay una etapa en la que no se vea una bandera colombiana, ahora en cualquier salida de la competencia, sea donde sea, uno ve el apoyo de los colombianos. Eso es motivante, porque sentimos la patria un poco más cerca.

* Con la colaboración del exciclista Iván Mauricio Casas.