Rollos

Noticias destacadas de Opinión

Nuestro fútbol vive de rollo en rollo. Por ello es preciso esculcar los casos que no solamente afean el fútbol colombiano como tal, sino que derivan en desconfianza sentida por las partes interesadas.

Se volvió rollo la salida del señor Jorge E. Vélez de la presidencia de la Dimayor. No entiendo por qué es complicado aplicar la ley laboral para su salida o despido. Tiene, como cualquier trabajador, unos derechos que deben respetarse. Nadie cuenta si su vínculo era a término fijo o indefinido. En cualquiera de los casos hay fórmulas rápidas para una conciliación.

Es evidente que en el fondo existe una forma de trueque. Entre el pago y el silencio, porque muchas maniobras debe conocer en el interior de la entidad. La otra opción es atornillarse al puesto, esperando ascender a cargos en la Federación, ahora que esta se encuentra en semejante rollo fiscal.

Rollo en la Federación misma con la historia de la reventa de boletería. Existen ya sanciones y quién sabe si las pagarán o no. Pero surge una sola pregunta: ¿La utilidad estimada por la SIC es de millones? ¿Ese margen solo fue para las empresas u otros recibieron beneficios?

La DIAN debe conocer bien el detalle, porque si los ingresos ocurrieron en 2018, el año pasado la declaración de renta de los tickets debió mostrar esa ganancia exagerada y el correspondiente impuesto. ¿O la DIAN solo está para presionar y coaccionar a los de a pie?

Rollo con el torneo o la Liga que está archivado. Porque los dirigentes solo piden aclarar el rubro de ingresos y nada más. Se pelean por los porcentajes a repartir por derechos de televisión. Hablar con los patrocinadores es más importante que dar forma y figura a los equipos mismos, que lloran porque con sus flacas arcas ni manera de ofrecer y menos garantizar un buen espectáculo.

Mientras, con lentitud, los equipos sin contrataciones de jugadores de primer nivel comienzan a superar controles y establecer métodos de trabajo, sin tener en cuenta, como lo señalan varios jugadores, las altas temperaturas para hacer más benignas las jornadas de trabajo.

Recientemente, y pude servir al menos para discutir, preparadores físico atléticos argentinos recomendaron que los equipos jugaran un solo partido a la semana para eludir las lesiones musculares, sobre todo. Y fijar entre 6 y 8 semanas el periodo ideal para realizar un buena y productiva pretemporada.

En síntesis: ubicar un buen ejecutivo para la Dimayor, marginar a quienes de la Federación han sido sancionados, mientras operan los recursos a que tienen derecho ante la justicia y poner a funcionar el fútbol, que en Colombia prioriza lo económico sobre lo deportivo.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.