Ahora se viene la Argentina de Messi

El combinado nacional finalizó tercero en la zona c y clasificó a los cuartos de final de la Copa América. Pékerman y sus dirigidos ya piensan en cómo afrontar su próximo reto, el viernes.

De Shorn Brown le pidió a Messi una foto, al término del partido Argentina y Jamaica. / AFP

Todos en la selección de Colombia, desde el entrenador José Pékerman hasta el último integrante del plantel, sabían que debían salir a ganar el partido contra la selección peruana si no querían complicaciones para clasificar a la siguiente ronda de la Copa América. De ellos dependía estar en la fiesta de cuartos de final, esa a la que ingresan sólo los ocho mejores equipos del continente.

Sin embargo, el conjunto inca, que también se jugaba su futuro copero en este encuentro, le planteó a Colombia un partido rocoso en el estadio Germán Becker de Temuco, y con el empate final sin goles complicó al equipo nacional, lo puso a depender de otros resultados y a sufrir más de la cuenta. Por eso apenas el árbitro argentino Néstor Pitana indicó el final del encuentro, todo Colombia volcó sus expectativas hacia el estadio Nacional de Santiago de Chile, donde Brasil y Venezuela definían la suerte del Grupo C. Al final, los pentacampeones del mundo se impusieron 2-1 sobre la vinotinto y permitieron que Colombia clasificara.

La selección, que ya está instalada nuevamente en Santiago, tendrá cinco días de descanso antes de enfrentar a la selección de Argentina el próximo viernes 26 de junio en el estadio Sausalito, de Viña del Mar, desde las 6:30 p.m. (hora colombiana). Para el cruce de cuartos la tricolor no podrá contar con Carlos Bacca, por sanción; Carlos Alberto Sánchez, por acumulación de amarillas, y Edwin Valencia, por lesión.

Por su parte, el equipo gaucho, que clasificó como primero en su zona, sumó siete puntos en sus tres partidos producto de un empate con Paraguay 2-2 en el debut y dos victorias por la mínima diferencia frente a Uruguay y Jamaica, respectivamente. Sin embargo, su juego no convenció en la primera ronda y quedó en deuda ante la gran cantidad de aficionados que acudieron a observar sus juegos en La Serena y en Viña del Mar. El último partido contra el equipo centroamericano, uno de los dos invitados a esta edición de la Copa América, dejó gran preocupación en el cuerpo técnico de la albiceleste.

Y precisamente uno de los más autocríticos en el equipo argentino, por lo exhibido en sus tres primeras presentaciones, es el entrenador Gerardo el Tata Martino. El seleccionador, de 52 años, afirmó, de cara al choque con Colombia en los cuartos de final, que si el equipo no mejora su actitud pasará apuros, pues en esta instancia todo es a otro precio.

“Si jugamos el próximo viernes como lo hicimos contra Jamaica en el segundo tiempo, estaremos en grandes problemas, pero si lo hacemos como en gran parte de los primeros dos partidos las opciones aumentarán”, afirmó Martino. “Los seis días de descanso que tendremos hasta los cuartos de final nos vienen muy bien. Los dos primeros partidos han sido muy intensos y eso tiene mucha incidencia en el rendimiento”, añadió.

Otro de los temas a los que se refirió Martino es la falta de efectividad en su delantera, a pesar de que cuenta con atacantes de la talla de Lionel Messi, Carlos Tévez, Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi. “Que tengamos dificultades en la definición es algo difícil de pensar o predecir cuando tenemos a los futbolistas con la capacidad de gol con que contamos. No poder asegurar el resultado nos crea intranquilidad”, indicó al respecto el exentrenador de Barcelona y Newlls Old Boys en su país.

Cabe recordar que la última vez que Colombia y Argentina se enfrentaron en una Copa América fue en la edición de 2011, durante la primera ronda. En aquella ocasión el partido terminó sin goles. A la postre Colombia sería eliminada por Perú en octavos de final, y Argentina, que oficiaba como local, cayó con Uruguay en cuartos de final.

Colombia, que parece jugar mejor con presión, tal y como lo mostró frente a Brasil el miércoles anterior, deberá mejorar mucho en su juego, si quiere estar dentro de los cuatro mejores de la Copa tendrá que ser efectivo. Será la oportunidad para que James Rodríguez, Radamel Falcao García y otros jugadores del combinado nacional tengan su revancha. En Viña del Mar, a colombianos y argentinos se les acabarán las excusas, ya no habrá más oportunidades y deberán mostrar su mejor cara para poder triunfar. En definitiva, este será un partido como para alquilar balcón.