Argentina y Uruguay: un clásico de talla mundial en la Copa América

El jugador Luis Suárez no podrá jugar porque cumple una suspensión por haber mordido a un rival en Brasil-2014.

AFP

La mesa está servida para un clásico de talla mundial en la Copa América, con la Argentina de Leo Messi urgida de triunfo tras el decepcionante empate con Paraguay, y un Uruguay que puede dar más que esa victoria gris con Jamaica.

La cita continental es un nido de sorpresas y para quien daba por eliminado a Bolivia y México, después del deprimente partido que mostraron enfrentados en su debut, este lunes dijeron presente con una lluvia de goles. Los altiplánicos vencieron por 3-2 a Ecuador, que si bien no era uno de los grandes candidatos, aparecía con más chances que el rival.

Pero qué se iban a esperar los anfitriones chilenos que México, jugando con un equipo reserva, le clavaría tres goles, dos de ellos del argentino nacionalizado Matías Vuoso, para sellar un valioso empate 3-3.

Que sirva de inspiración esta lluvia de 11 goles del lunes para que en el clásico rioplatense, Messi y Edinson Cavani pongan fin al eclipse que les impidió brillar en la Copa América.

Colombia, del estelar James Rodríguez, también se juega su permanencia en la Copa, luego de su decepcionante debut con derrota ante Venezuela, que se prepara para enfrentar a Perú, que le dio un susto a Brasil pese a perder 2-1.

Por tierra y aire

 

Lo de Chile y México fue una verdadera batalla de campo y aire, donde ambos cuadros nunca bajaron los brazos para buscar el gol: primero llegaron mediante la artillería aérea de cada uno, pero luego bajaron la lucha hasta las trincheras para sellar una dramática igualdad.

El "rey Arturo" Vidal anotó dos goles este lunes, uno de penal, y se convirtió en el máximo goleador del torneo, con tres (marcó en el debut con Ecuador).

"Lindo para mí, pero lo más importante es un objetivo que es ser campeón, así que vamos a tratar de seguir mejorando", dijo al concluir el encuentro.

Chile nunca ganó una torneo en su historia y lo quiere lograr en casa. Pero la Copa América está cada vez más competitiva y es reflejo de que no hay rival pequeño.

"Tenemos que mejorar varias cosas para evitar que nos marquen, pero lo importante es que mejoramos. Ahora tenemos un partido importante contra Bolivia y tenemos que estar al 100% para clasificar primero" de grupo, dijo el volante del Juventus, autor de dos goles.

 

(Albi) celeste

 

Al Argentina-Uruguay le faltará un condimento importantísimo: el celeste Luis Suárez, que cumple una suspensión por haber mordido a un rival en Brasil-2014.

La celeste inició la defensa de su título con un ajustado triunfo 1-0 ante Jamaica que le permite encarar el partido con cierta ventaja, aunque su desempeño haya distado de ser bueno.

Para el equipo de Gerardo Martino el margen es más estrecho luego de la sorpresiva igualdad con los guaraníes, que revivió viejos fantasmas para una selección que lleva 22 años sin ganar un trofeo internacional de prestigio.

"Nuestro objetivo es clasificarnos. Lo decisivo empieza mucho más adelante. Es un clásico, un rival de muchísima categoría, pero no lo vivo como si estuviésemos jugando un cuarto de final o una semifinal", dijo este lunes Martino a la prensa.

Habrá también un ánimo de revancha porque fueron los uruguayos los que eliminaron en su casa a Argentina de la Copa América de 2011.

De su lado, el técnico uruguayo Óscar Tabárez afirmó que su equipo enfrenta a la selección "con más potencial" del certamen, y rechazó las críticas contra su estilo de juego asegurando que "defender no es mala palabra".

Y mientras se celebra el clásico, otros dos grandes estarán afinando los últimos detalles para el choque del jueves. El colombiano James Rodríguez, del Real Madrid, y el brasileño Neymar, del Barcelona, se enfrentan de nuevo este año vistiendo ahora las camisetas de sus selecciones.

Colombia necesita una victoria como sea para mantenerse con vida en la Copa, mientras Neymar, con todo el equipo al hombro, buscará otro triunfo para asegurarse la clasificación.