Brasil, de la mano de Neymar

Definitivamente del Brasil de antaño ya no queda nada. El “jogo bonito” es cosa del pasado. La nueva selección verdeamarilla, de la que se hizo cargo Dunga luego de la catástrofe en el Mundial de 2014, completó ayer 11 partidos invicta, pero sigue sin enamorar.

Neymar fue la gran figura de la jornada dominical de la Copa América.
En un partido parejo, en el que no mereció ganar, superó 1-0 a una aguerrida y atrevida selección chilena, en el partido de fondo de la primera jornada del grupo C de la Copa América.
 
Y ganó gracias a que tiene uno de los mejores jugadores del mundo en el momento, Neymar, quien marcó la diferencia ante el combinado inca. El número 10, la gran atracción del juego, fue desequilibrante y apareció en los momentos claves.
 
Primero recién iniciado el juego, cuando Perú se había ido arriba en el marcador por intermedio de Christian Cueva, quien aprovechó un descarado error del arquero Jéfferson y abrió el marcador con un potente remate de pierna derecha. Neymar fue hasta su propio arco, sacó el balón de la red y lo llevó hasta el centro del campo mientras animaba a sus compañeros. 
 
Casi de inmediato inició y terminó la jugada del empate, un centro preciso de Dani Alves, su compañero también en el club catalán, que él mismo cabeceó y transformó en gol.
 
Después Neymar protagonizó varias jugadas vistosas y estrelló un balón en el travesaño. Y cuando parecía que el partido terminaría empatado, apareció nuevamente. A los 91 minutos encaró a la defensa por el costado izquierdo, hizo la diagonal y cuando todos pensaban que remataría al arco, habilitó magistralmente a Douglas Silva, quien en solitario anotó el 2-1 final.
 
Brasil será el próximo rival de Colombia, el miércoles a las 7:00 p.m., con transmisión por el Gol Caracol, mientras que Perú enfrentará antes a Venezuela.
La gran virtud del equipo verdeamarillo sigue siendo la eficiencia. Con Dunga al mando ha logrado ganar los 11 compromisos que ha disputado, aunque sigue evidenciando graves problemas en defensa y en la generación de juego.
 
“Lo importante para nosotros era ganar. Éste es un torneo muy parejo, hay una gran rivalidad y no existe adversario fácil, por eso sumar de a tres puntos siempre es bueno, aunque está claro que hay cosas por mejorar”, aseguró Neymar, quien con respecto al duelo ante Colombia señaló: “como todos, vamos a tratar de ganarlo”.