Colombia y un adiós amargo de la Copa América

El combinado dirigido por José Pékerman se despidió el viernes del torneo continental después de caer en la definición desde el punto penal 5-4 contra Argentina.

Colombia quedó eliminada en los cuartos de final de la Copa América. Foto: AFP

La Colombia de James Rodríguez y José Pekerman llegó a la Copa América de Chile-2015 como una de las favoritas con la promesa de buen fútbol, pero se fue dejando una imagen mezquina defendiéndose sin ruborizarse ante Argentina.

Tanto el entrenador argentino del combinado tricolor como sus jugadores que hablaron luego de la derrota por penales 5-4 en los cuartos de final en Viña del Mar no negaron la evidencia: la albiceleste de Lionel Messi los dominó y fue un justo ganador.

"Nos encontramos una gran selección que salió a atacar, que generaba ocasiones de gol, que iba al frente. Hay que resaltar ese trabajo de Argentina", dijo el arquero David Ospina, gran responsable del empate a cero en los 90 minutos.

Pekerman, de su lado, reconoció "la justicia del resultado y lo que hizo Argentina" y pidió paciencia para su equipo porque sigue "en crecimiento".

Pero la impresión que dejó el paso de los cafeteros por esta Copa América fue la de un retroceso en juego y en ambición, todo esto matizado, es cierto, por ausencias importantes como la de los volantes Edwin Valencia y Carlos Sánchez.

El equipo nunca apareció. Arrancó con una sorpresiva derrota 1-0 ante Venezuela, venció a Brasil por el mismo marcador y cerró su zona con un 0-0 contra Perú que les permitió avanzar como uno de los dos mejores terceros.

El partido contra Argentina era una gran ocasión de dar un golpe sobre la mesa, pero la audacia le duró 24 minutos a Pekerman, momento en que mandó a la cancha al volante Edwin Cardona por Teófilo Gutiérrez, uno de sus dos delanteros junto con Jackson Martínez, sorpresivo titular en lugar de Radamel Falcao.

Esa modificación para intentar frenar el vendaval liderado por Messi sonó a rendición de parte del técnico argentino, defensor del fútbol ofensivo.

Pero peor fue quizás la marcación personal a 'la Pulga' a través de Santiago Arias, una verdadera traición que además no sirvió de mucho con el defensor amonestado a los 36 minutos y caminando por la cornisa de la roja el resto de la noche.

Actitud, ganas y poco más

David Ospina buscó mirar el vaso medio lleno y destacó "la actitud y ganas que se puso en el terreno de juego".

"Hay que seguir mirando para adelante, Colombia es una selección con un gran futuro, hay que aprender de esto", sostuvo.

La misma línea de Teo Gutiérrez, que no protestó por su temprano reemplazo: "Nos vamos con la cabeza en alta. Se tuvo la intención de dar todo", señaló el delantero de River Plate de Argentina.

Radamel Falcao, de pobre torneo y que tuvo apenas quince minutos de acción en Viña del Mar, dijo que el equipo, "un poco disminuido" por las ausencias, intentó hacer frente con sus "armas" a la subcampeona mundial.

"Fue más mérito de Argentina que error de Colombia. Creo que Argentina hizo un gran partido. Ellos tienen un poderío ofensivo que por ahí nos superó en gran parte", confesó.

¿Y James Rodríguez, a quien algunos ponían a la altura de un duelo con Messi?

No tuvo su noche, y mucho menos estuvo a la altura de un duelo con Messi, aunque, como Falcao, marcó su penal en la definición desde los doce pasos.