Dani Alves: “Neymar es nuestra bandera, pero podemos sin él”

El lateral, compañero y amigo del 10 de Brasil en Barcelona, cerró el capítulo de Colombia y analizó el juego de este domingo contra Venezuela.

El lateral de la selección brasileña Dani Alves, mejor amigo de Neymar y compañero en el Barcelona. EFE

Son pocos los momentos en los que Dani Alves y Neymar no están juntos. Por eso, si hay alguien que conoce el comportamiento del 10 de Brasil dentro y fuera de una cancha, ese es el lateral derecho. La razón es simple. Además de la verdeamarela son compañeros en Barcelona, club con el que el jugador de 32 años renovó contrato por dos temporadas más, tras la triple corona azulgrana.

Pero a Dani Alves y a Neymar no sólo los une el color de los equipos que defienden. Aunque el lateral es nueve años mayor que el exdelantero del Santos, en poco tiempo lograron construir una gran amistad, debido, entre otras cosas, a su particular y similar forma de ser. Lejos del terreno de juego son siempre alegres, bromistas y bastante musicales. En la cancha, como ocurrió el pasado miércoles en el estadio Monumental de Santiago ante Colombia, ambos se transforman y eso se vio reflejado en la pelea entre el 10 y los jugadores dirigidos por José Pékerman, enfrentamiento en el que Alves siempre estuvo cerca de Ney.

Aunque intentó calmar al que más que amigo considera su hermano menor, Dani también se calentó y poco pudo hacer para evitar que ocurriera lo que ya todos conocen. Tras la derrota, con la cabeza fría y sin la sonrisa y el humor que lo caracterizan, el lateral del scratch dialogó con El Espectador en el mismo escenario en el que hoy enfrentan a Venezuela por la tercera fecha del Grupo C, sin la figura del equipo, Neymar, quien recibió el pasado viernes cuatro fechas de suspensión, por lo que se perderá lo que resta de la Copa América Chile 2015.

¿Qué le pasó a Brasil contra Colombia?

No nos salieron las cosas como planeábamos. Aunque ellos no nos superaron, el resultado dice lo contrario y ahora tenemos que recuperarnos. Sabíamos que iba a ser un juego fuerte y muy difícil, Colombia jugó como si fuera local y se quedó con el triunfo, pero así es esta Copa América y no hay tiempo de lamentarnos.

¿Y a su gran amigo Neymar?

Todos sabemos que Ney tiene una gran personalidad y su juego es fuerte, pero creo que el árbitro tuvo mucho que ver en todo lo que pasó al final. No digo que el resultado haya sido su culpa, porque perdimos y no estoy aquí para excusarnos, pero creo que él debía calmar lo calientes que estaban los futbolistas y no hacerlos empeorar. Lastimosamente cada vez se habla más de los árbitros y esas son cosas que no deberían pasar, porque ellos no son los protagonistas.

Pero el 10 se equivocó con su reacción y eso no se puede esconder…

En el fútbol siempre se presentan situaciones para las que uno no está preparado y cuando el jugador está caliente tiende a empeorar las cosas. Creo que lo que pasó con Neymar es difícil para nosotros, pero eso quedó en el campo. Uno después del juego ve las cosas más tranquilas y analiza todo con cabeza fría, porque los momentos duros siempre sirven para el crecimiento de cada persona y yo sé que él va a tomar esta experiencia para seguir mejorando.

¿Por qué dice que el rival no los superó?

Fue duro el partido, pero el rival no fue muy superior. Tuvimos más oportunidades, pero ellos concretaron la que era y se quedaron con el resultado. Nosotros también generamos juego, incluso estuvimos cerca de empatar, pero nos faltó definir. Igual eso ya es historia, tenemos que pasar la página porque esta es una competición muy dura que exige en cada partido.

¿Cómo se pasa la página para no afectar el ambiente en el grupo?

Después de todo lo que pasó contra Colombia lo único que podíamos hacer era dedicarnos a trabajar y a entrenar fuerte para superar las dificultades y lograr la clasificación en el último partido de la fase de grupos. En eso es en lo único que pensamos ahora, en Venezuela.

¿Qué tanto cambia el equipo sin el 10?

Ney es nuestra bandera, es obvio que lo vamos a echar de menos, pero Brasil es un equipo formado por más de 20 jugadores, no por uno solo. Tenemos un gran grupo y creo que cuando no está él, otro compañero podrá hacer las cosas bien y suplir su ausencia de la mejor manera. Todos estamos aquí por el mismo objetivo y cuando defendemos a nuestro país lo entregamos todo.

¿Qué debe corregir Brasil para vencer a Venezuela y asegurar la clasificación a cuartos?

El partido de hoy es vital para nosotros, es la última fecha de la fase de grupos y los cuatro equipos llegamos con tres puntos. Así que será necesario estar concentrados para tener más posesión de balón, no apresurarnos cuando atacamos y generar más espacios para nuestros delanteros, porque hemos cometido errores por no concretar en el área las opciones. Espero que tengamos una gran actuación y podamos celebrar nuestro paso a cuartos.