El golazo de Eduardo Vargas que significó la clasificación de Chile a la final