El renacer boliviano

Luego de ser subcampeón de la Copa América en el 97, los del altiplano buscan ser nuevamente protagonistas al acabar con una racha de 17 años sin victorias en el torneo.

Los jugadores de las selección de Bolivia celebraron la victoria ante Ecuador por 3-2. /AFP
La gran revelación de la Copa América tiene nombre: la selección de Bolivia. No sólo por el empate que lograron en la primera fecha del grupo A contra México, sino por el excelente partido que jugaron contra Ecuador y en el cual volvieron a celebrar un triunfo en el torneo más antiguo del mundo después de 17 años. 
 
Tiempo en el que tuvieron la peor racha perdedora de una selección en el campeonato continental. Y es que los bolivianos no sabían que era una victoria en la Copa América desde 1997, año en que salieron subcampeones del certamen siendo locales. En esa oportunidad, ganaron cinco de los seis partidos que disputaron. Sólo perdieron la final contra el poderoso Brasil de Ronaldo, Dudamel, Roberto Carlos y Cafú, que al año siguiente sería subcampeón del Mundial de Francia.
 
Con la victoria del pasado lunes, los dirigidos por el exarquero boliviano, Mauricio Soria, buscarán regresar a la gloria de América. El partido contra Ecuador fue un respiro de alivio. A pesar de que en el primer tiempo tenían controlado el juego al ir ganado por tres goles, el segundo se convirtió en un suplicio, no sólo por el nerviosismo y las imprecisiones de algunos jugadores, sino por la arremetida de los ecuatorianos que lograron dos goles.
 
El arquero Romel Quiñonez, de tan solo 22 años terminó siendo figura. No sólo atajó un penal a Enner Valencia en el primer tiempo, sino que en la segunda parte atajó media docena de pelotas de gol. A su vez, hoy Bolivia cuenta con jugadores experimentados que han guiado al grupo en el campo de juego. Es el caso de los delanteros Marcelo Martins y Pablo Escobar, quienes son los principales referentes del equipo. 
 
El siguiente examen para los bolivianos será el local Chile, que viene de empatar a tres goles con México y con el afán de clasificarse primero del grupo, ya que comparte lo alto de la tabla con Bolivia con cuatro puntos. El objetivo del conjunto de Soria es seguir con su planteamiento de juego defensivo y con rápidas transiciones al ataque, esquema que, hasta el momento, les ha dado cuatro puntos que, en pocas palabras, los tienen clasificados a la siguiente fase de la Copa América.