Electrizante triunfo argentino en el Clásico del Río de La Plata

El seleccionado albiceleste venció por la mínima diferencia a Uruguay y empató en la punta del grupo B de la Copa América a Paraguay.

Sergio Agüero celebra el primer único tanto de Argentina contra Uruguay. Foto: AFP

Uruguay lo luchó hasta el final, intentó por intermedio de los pelotazos y por la vía aérea empatarle a Argentina, pero al final todo quedó en el intento y el seleccionado albiceleste ganó un difícil partido por la mínima diferencia en La Serena para compartir el liderato del grupo B de la Copa América junto con Paraguay. 

La propuesta ofensiva de Argentina, que mostró en los primeros 10 minutos, donde sacó a los laterales para abrir el juego e intentó acercarse a la portería defendida por Muslera, fue detenida por Uruguay que ordenada tácticamente evitó que el combinado albiceleste dominara a placer el partido.

Con una doble línea 4-5, como la que le paró Paraguay en los primeros 25 minutos del primer tiempo en el debut en el torneo, el seleccionado celeste frenó a una Argentina que terminó basándose en sus individualidades para llegar a portería uruguaya, al comienzo el que brillaba era Pastore, el mediocampista del PSG habilitó a Di María al minuto 8 para que el zurdo contara con la primera opción del partido, que fue contenida por Muslera y 12 minutos después el volante número 21 de Argentina sacó un remate rastrero que tapó sin problemas el portero uruguayo.

Pero después de esto, a parte de un cabezazo de Agüero al minuto 24, Uruguay controló el partido, con un buen planteamiento defensivo y con fortaleza aérea el seleccionado celeste evitó que la rapidez y agilidad de las individualidades argentinas tomaran la manija del partido e incluso, la defensa uruguaya borró a Messi los últimos 15 minutos del primer tiempo. Ofensivamente, los Diego pusieron en peligro la potería defendida por Romero, dos cabezazos que se fueron cerca del palo de la mano derecha del arco albiceleste fueron las opciones más claras de los dirigidos por Tabárez.

En la parte complementaria todo comenzó de la misma manera que finalizó el primer tiempo, tanto así que Uruguay por intermedio de Maxi Pereira realizó el primer remate al arco, pero con el pasar del tiempo Argentina retomó el control del balón, aunque el seleccionado celeste pasó bien la línea de la pelota, lo que hizo más difícil que el cuadro dirigido por ‘Tata’ Martino se acercara a portería de Muslera, la tranquilidad y el buen pie de Pastore abrieron el partido, un balón a Zabaleta, que el lateral centró, terminó en la cabeza de Agüero que le ganó la posición a José María Jiménez para abrir el marcador.

A partir de allí el partido se le hizo cuesta arriba para Uruguay, fueron pocas las oportunidades en las que pudo salir con balón dominado y su fórmula siempre fue la de balones largos para los delanteros, una virtud que siempre mostró es que ganaron los rebotes en mitad de cancha y gracias a esto generaron dos opciones claras, la primera vino tras un rebote que dejó Romero, que el delantero Rolan mandó por encima de portería y la segunda llegó tras un remate de media distancia de Álvaro González, que se fue cerca al ángulo superior izquierdo del portero argentino.

A pesar de estas situaciones, Uruguay mantuvo el ímpetu y metió a los dirigidos por Martino atrás, la intensidad del seleccionado oriental hizo sufrir más de la cuenta a los argentinos, pero gracias a la gran labor de Sergio Romero, el equipo albiceleste selló su primera victoria en el torneo continental, donde comparte la primera posición en el grupo B junto con Paraguay

Argentina: 1. Sergio Romero; 4. Pablo Zabaleta, 2. Ezequiel Garay, 17. Nicolás Otamendi, 16. Marcos Rojo; 6. Lucas Biglia, 14. javier Mascherano, 21. Javier Pastore; 10. Lionel Messi, 11. Sergio Agüero, 7. Ángel Di María

Uruguay: 1. Fernando Muslera; 6. Álvaro Pereira, 2. José María Jiménez, 3. Diego Godín, 16. Maximiliano Pereira; 20. Álvaro González, 17. Egidio Arévalo Ríos, 14. NIcolás Lodeiro, 7. Cristian Rodríguez; 9. Diego Rolán, 21. Edinson Cavani.