La fatídica tanda de penales en la que Colombia quedó eliminada de Copa América