La garra charrúa contra el ímpetu guaraní

A las 2:00 de la tarde (Gol Caracol), uruguayos y paraguayos definirán quién clasificará a los cuartos de final. Este partido es la reedición de la final de la Copa América argentina 2011.

El “Maestro” Óscar Washignton Tabárez, entrenador de la selección de Uruguay. AFP

No será un partido vistoso, en el que las jugadas espectaculares y los caños serán los protagonistas del encuentro. Al contrario, hacer este tipo de maniobras en un clásico entre Paraguay y Uruguay podría terminar en un fuerte choque de trenes. Y eso es lo que se espera hoy en La Serena, donde los guaraníes y los charrúas se disputarán su paso a la segunda ronda en la Copa América a las 2:00 de la tarde.

Paraguay llega con ventaja. Tiene cuatro puntos gracias a su empate en la primera fecha contra Argentina y su victoria por un gol ante Jamaica. Uruguay tiene tres unidades. Ganó en el debut contra los caribeños y perdió en su segunda salida ante los albicelestes. Con el empate, los dirigidos por Ramón Díaz estarían clasificados a la siguiente ronda, mientras que el grupo de Óscar Tabárez quedarían terceros con cuatro puntos y a la espera de los que suceda en el grupo C.

El partido promete ser un escenario en el que dos ajedrecistas, como los son Díaz y Tabárez, comenzarán a mover sus fichas. El objetivo principal sera ganar el medio campo, territorio en el que se librará la mayor batalla. La táctica será fundamental. Férreos sistemas defensivos y jugadores desequilibrantes en la delantera, que en un mano a mano pueden marcar la diferencia.

Sin embargo, tanto Uruguay como Paraguay llegan con bajas sensibles. Los primeros, no tendrán a su capitán, el defensor del Atlético de Madrid, Diego Godín, por acumulación de tarjetas amarillas. Entre las posibilidades que tiene Tabárez para reemplazar al capitán están Sebastián Coates y Alejandro Silva.

Además, una de las grandes preocupaciones de los uruguayos ha sido la falta de gol. La responsabilidad ha recaído sobre Diego Rolán, el hombre que tuvo en sus pies el empate contra Argentina. “Tengo la confianza de mis compañeros y de mi seleccionador. Estoy tranquilo y espero que ante Paraguay la pelota pueda entrar”, indicó Rolán.

Por su parte, Paraguay no contará con una de sus figuras, el lateral zurdo Miguel Samudio, quien tiene una lesión muscular. El problema para el técnico Díaz es que en su plantel no hay otro lateral izquierdo, por lo que se presume que en esa posición jugara Iván Piris, un hombre que conoce la función, pero que es de perfil derecho.

Este encuentro también es la posibilidad de Paraguay de tomar revancha de lo sucedido en la Copa América de Argentina 2011, en la que los uruguayos se impusieron en la final del campeonato por 3 goles a 0. Los paraguayos, que llegaron a la Copa América sin ser favoritos, han demostrado ser uno de los seleccionados más fuertes.

“Estamos muy contentos con los huevos que tiene este equipo, con los huevos que está demostrando”, puntualizó Raúl Bobadilla. A su vez, una de las nacientes figuras guaraníes, el volante Derlis González, apuntó: “nadie daba nada por este grupo y este grupo está demostrando que Paraguay no sólo vino a participar y el sábado queremos buscar el primer lugar”.

Este será un partido decisivo. Ambas selecciones atraviesan un cambio generacional. Uruguay tiene la ventaja de que el Maestro Tabárez cumple su noveno año en el banquillo, mientras que ramón Díaz apenas disputa su primer torneo oficial. El objetivo de ambos es el mismo, más allá del título es consolidar la selección que disputará las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.