“A James no hay que dejarlo respirar”, dice jugador de la selección de Perú

Luis Advíncula analizó al volante Colombiano y a Neymar, a quienes enfrentará en la fase de grupos de la Copa América.

James Rodríguez en el partido entre Real Madrid y Espanyol. Foto: AFP

El lateral derecho Luis Advíncula, el titular en la selección de Perú y en el Vitória de Setúbal portugués, dijo que para cubrir a dos de las estrellas de la Copa América, el brasileño Neymar y el colombiano James, hay que "estar encima" y "no dejarlos respirar".

"Lo mejor es estar encima, no dejarlos pensar, si les das medio espacio a esos jugadores te pintan la cara", indicó el defensor, que, previsiblemente, se medirá a ellos en la primera fase del torneo sudamericano.

Advíncula, de 25 años, ha realizado una buena temporada con el Setúbal, al que ha ayudado a salvar la categoría, y se perfila como el titular en el carril derecho del combinado que dirige el argentino Ricardo Gareca, quien ya le incluyó entre los 30 pre-convocados.

A pesar del duro grupo en el que Perú está encuadrado, el C de la Copa América, junto a Brasil, Colombia y Venezuela, el lateral cedido este curso al Setúbal por el Hoffenheim alemán abundó en que está listo para medirse a jugadores de la talla de Neymar y James.

"Son grandes jugadores, reconocidos a nivel mundial, pero cada uno defiende a su selección y creo que cada uno la defiende a muerte. Si me toca marcarlos, tengo que defender a mi selección a muerte", alertó.

No ser favoritos no es óbice para que los peruanos puedan desear vuelos más altos, como en la anterior Copa América del 2011, a la que llegaron al tercer puesto.

"Para Perú no hay grupo fácil, es mejor ir así con el cartel de casi eliminados y dar la sorpresa", señaló.

Rápido, fuerte, con buen golpeo de balón y disciplinado tácticamente, Advíncula se convirtió en lateral diestro por las circunstancias antes que por vocación.

"Ya vengo jugando tres años jugando de lateral derecho, en la selección había muchos en mi posición (extremo)", rememoró el ahora defensor, quien comentó que el anterior técnico, Sergio Markarian, fue quien le propuso que retrasase su posición.

"Habló conmigo para ver si podía jugar de lateral, y le dije que sin ningún problema", recordó.

El defensor ha tratado con asiduidad con su compatriota del Sporting de Lisboa, André Carrillo, por la cercanía entre Lisboa y Setúbal.

Aunque también ha departido con los otros peruanos que juegan en Portugal: Paolo Hurtado, del Paços de Ferreira y pre-convocado par la Copa América, Carlos Olascuaga (Académica de Coimbra) y Vidales (Marítimo de Funchal).

"Él (Carrillo) está pasando por un gran momento. Eso también le viene bien a la selección. Estoy contento por él, porque le conozco desde casi toda la vida", comentó Advíncula sobre "el Culebra" Carrillo, una de las estrellas del combinado peruano.

El defensor, quien dejó halagos a Domingos Paciencia, su entrenador hasta enero en el Setúbal -"fue el que me trajo y me dio confianza"-, asumió que aún no sabe en qué equipo jugará la próxima temporada.

"Aún no se qué va a pasar con mi futuro. No lo tengo claro. En principio, tengo que volver a Alemania (Hoffenheim) donde tengo contrato", reconoció.

No obstante, como otros célebres peruanos, encabezados por Jefferson Farfán (Schalke) o Claudio Pizarro (Bayern de Múnich), comentó que desea triunfar de una vez por todas en la Liga alemana, un campeonato, juzgó, "muy competitivo", a pesar del dominio del Bayern.

"Es una de las mejores Ligas del mundo, si no es la mejor. Lamentablemente cuando estuve allá las cosas no me fueron del todo bien. Así que ahora, mucho más maduro, espero tener mi revancha y volver allá", sentenció.