Las lesiones y la mala suerte despiden a Valencia de la Copa América

Uno de los hombres de confianza de José Pékerman ha sido golpeado en varias oportunidades por la mala suerte y las lesiones.

Edwin Valencia, volante de la selección de Colombia. / AFP

Edwin Valencia, uno de los baluartes del medio campo de la selección de Colombia, sufrió una grave lesión en la rodilla derecha que lo dejará por fuera del resto de la Copa América y alejado entre seis y nueve meses de las canchas.
Era el minuto 22 del partido con Perú cuando Valencia, que disputaba un balón con el volante Carlos Lobatón, se resbaló y su rodilla derecha recibió el peso de su cuerpo. Salió en camilla. Luego llegó en muletas a la concentración y ayer el seleccionador de Colombia anunció que Valencia sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior, una de las lesiones más graves para los futbolistas.

La mala suerte ha acompañado a Valencia en sus momentos más importantes con la selección de Colombia. A finales de 2013, cuando Colombia había logrado su clasificación al Mundial de Brasil 2014, empezaron los problemas musculares. Durante esos meses no logró recuperarse y Pékerman anunció que no sería tenido en cuenta para la Copa Mundo, ya que no llegaría en plenas condiciones físicas, a pesar de que era una de sus piezas fundamentales.

“Ahora estoy feliz porque para mí fue muy duro quedarme por fuera del Mundial. Gracias a Dios este año está siendo todo diferente”, dijo en días pasados el volante en entrevista con El Espectador. Por lo pronto, el vallecaucano de 30 años será operado y tendrá que regresar a su club, el Santos de Brasil, para iniciar su recuperación.