Palermo: “La historia no importa en la final”

El exdelantero argentino Martín Palermo cree que no hay un favorito para ganar el título de la Copa América y que los dos equipos que llegaron a la final son los que mejor fútbol demostraron a lo largo del torneo.

Martín Palermo el día de su despedida como jugador del Boca Juniors. / EFE

Los recuerdos que tiene Martín Palermo de la Copa América no son nada positivos. Sólo disputó este certamen una vez, en Paraguay en 1999, cuando la selección de Argentina no pasó de los cuartos de final, tras perder con Brasil. Además, a nivel personal vivió el mayor ridículo de su carrera deportiva, al desperdiciar tres penaltis en el juego que terminó perdiendo su país 3-0 ante Colombia. “Fue un mal día para mí. Pero son cosas que pasan en el fútbol”, asegura el delantero, que con el Boca Juniors lo ganó todo y que en el Mundial de Sudáfrica 2010 tuvo la oportunidad de compartir camerino con muchos de los futbolistas que hoy integran el seleccionado albiceleste, quienes esta noche buscarán darle un título a Argentina en la categoría de mayores después de 22 años, ante Chile.

Martín, a sus 41 años, dedicado al periodismo deportivo, evaluó el rendimiento que se ha visto en esta Copa América en el país austral y aseguró que confía en que el equipo argentino pueda otra vez celebrar en Chile, como lo ha hecho en cuatro de las seis ocasiones en las que se ha jugado este torneo en este país (1941, 1945, 1955, 1991).

¿Cree que Chile y Argentina es una justa final?

Sí, de eso no hay duda. Han llegado las dos selecciones que han mostrado un gran nivel a lo largo de la Copa América y que han jugado con la intención de ser protagonistas. Espero que sea un lindo partido y que gane Argentina (risas).

¿Cómo se imagina el duelo?

Son dos selecciones que proponen un juego muy dinámico, más que nada pensando en lo ofensivo, que es lo que se vio en todos estos partidos. Esperemos que al ser equipos tan verticales se vean muchos goles.

¿Cómo se frena a Lionel Messi?

Lo cierto es que uno puede buscar fórmulas y tácticas para contrarrestar eso, pero Lío es un jugador indescifrable. Va en su capacidad y contrarrestar eso es muy difícil. Hay que ver si Chile tiene la fórmula para frenarlo, pero hasta ahora no hay equipos en el mundo que puedan parar el potencial que tiene Lionel Messi.

¿Qué jugadores destaca de la selección chilena?

Me llama la atención el funcionamiento. Es una selección que siempre piensa en lo ofensivo, asumiendo que se corren riesgos defensivamente. Le ha dado resultados. Y tiene jugadores desequilibrantes, como Alexis Sánchez, Arturo Vidal o Eduardo Vargas. Es una selección compensada, con una idea muy clara.

Usted compartió con Gary Medel en Boca Juniors. ¿Qué recuerdos tiene de él?

Gary antes que todo es un amigo del fútbol. Viéndolo ahí en la zaga central, en donde yo no lo vi como compañero, es algo llamativo. Más allá de su estatura se ha acomodado bien marcando a los nueves. A él prefiero tenerlo en mi equipo que enfrentarlo, porque es un perro de presa.

¿Cree que la historia a favor de la selección de Argentina pesa en estas circunstancias?

La historia y la estadística no importan en una final. Son once jugadores por equipo enfrentándose con su idea de juego. Veremos las dos mejores selecciones del torneo. De eso no hay duda.

¿Qué fortalezas destaca de Chile y Argentina?

El potencial que tiene cada uno y las propuestas que tienen de juego. Ninguno especula nada, siempre piensan en el arco rival.

¿Cuál es el jugador que más le ha gustado de esta Copa América?

Lionel Messi. Ha jugado para todos.

¿Cree que Argentina sufre de “messidependencia”?

No, hay otros jugadores muy importantes. Están Ángel Di María, Sergio Agüero, Javier Pastore, Gonzalo Higuaín y Carlos Tévez, entre otros. Es verdad que Messi es el mejor, pero Argentina no depende de él.

¿Cree que existe presión en la selección de Argentina por la sequía que atraviesa tras 22 años sin ganar?

Siempre la obligación de la selección de Argentina está. No importa si lleva mucho o poco sin ganar. Hace menos de un año estuvimos en la final del Mundial y ahora tenemos la oportunidad de ganar la Copa América.

En la Copa América de 1999 falló tres penaltis, ante Colombia. ¿Aún lo recuerda?

Eso ya pasó. Fue un mal día para mí. Pero son cosas que pasan en el fútbol.

Si tuviese que patear un penalti en este momento, ¿qué lugar elegiría?

Ya no, ahora me dedico a otras cosas, como el tenis (risas).