Paolo Guerrero: “Gareca nos devolvió la identidad”

El delantero Paolo Guerrero comandará el ataque de la selección de Perú ante Bolivia (6:30 p.m., Gol Caracol), en el segundo partido por los cuartos de final de la Copa América.

Paolo Guerrero será titular esta tarde frente a la selección de Bolivia. EFE

La rudeza de su aspecto físico y su ya conocido temperamento, hacen que Paolo Guerrero sea siempre el centro de las miradas, dentro y fuera de las canchas. Parece que nada lo desarma, pero cuando habla de su familia todas esas conjeturas se pierden, porque El Nene, como era apodado mucho antes de ser El Depredador o El Krieger, sigue siendo el mismo soñador que recibía del histórico Gerd Müller un chocolate de premio por cada gol que hacía en Bayern Múnich.

“Quiero dedicarle esta clasificación a mi papi lindo”, dijo el pasado domingo al término del empate sin goles ante Colombia, resultado que dejó a la selección de Perú segunda del Grupo C con cuatro puntos. Ese día Paolo, quien lleva grabado en el abdomen el rostro de su hijo Diego Enrique, fue el más feliz.

Y no es para menos. Esta es la tercera Copa América que el hombre de 31 años fanático por los caballos y los tatuajes disputa, pero sigue disfrutando como si fuera la primera. En los entrenamientos del equipo dirigido por Ricardo Gareca, El Depredador dedica varios minutos a trabajar en la definición, para conservar las condiciones que lo tienen como el máximo goleador de la selección, con 21 tantos.

Hoy, ante Bolivia, el delantero de Flamengo comandará el ataque del equipo inca ante Bolivia, en el segundo partido por los cuartos de final de la Copa América. Antes del crucial duelo, que se celebrará a partir de las 6:30 p.m. (Gol Caracol) en el estadio Germán Becker de Temuco, Guerrero habló con El Espectador.

¿Cuál es la clave de Perú en esta Copa América?

La unión. Este es un grupo nuevo, con jugadores de experiencia y varios jóvenes. Poco a poco vamos captando lo que quiere el profesor Gareca y creo que lo más importante es adaptarnos rápido y jugar buen fútbol, que es lo que él nos recalca.

¿Qué tanto influyó Gareca en el rendimiento de este equipo?

El aporte del profe ha sido muy grande. Él quiere que pongamos la pelota en el piso y esa es una característica del fútbol peruano que no teníamos en los últimos años. Él nos devolvió la identidad.

Usted es el máximo artillero de su selección, ¿qué opina de la falta de goles en este campeonato?

En esta Copa se están haciendo pocos goles y eso es lo que más le gusta a la gente, pero no sólo lo vimos en el partido que tuvimos contra Colombia. Argentina, por ejemplo, venció con lo justo a Jamaica (1-0) y sólo el duelo de Chile vs. Bolivia ha tenido una cifra alta. Espero que ese registro aumente y poder aportar mi cuota.

¿Qué destaca del partido contra Colombia?

Fue un partido muy luchado en la mitad de la cancha. Sabíamos que iba a ser así porque Colombia tiene un gran equipo y comenzó con mucha intensidad. Nosotros, por el contrario, salimos muy tímidos al terreno de juego, pero con el paso de los minutos supimos acomodarnos mejor y manejar el resultado.

¿Terminaron satisfechos con lo que hicieron en primera fase?

Nosotros queríamos ganar y ser primeros de grupo en la última fecha, ese era nuestro gran objetivo, pero el 0-0 ante un rival como Colombia también es destacado. Tuvimos que esperar que terminara el juego de Brasil para confirmar que Bolivia sería nuestro rival, pero lo más importante ahora es que daremos todo por avanzar.

¿Cómo planificaron el juego contra Bolivia?

Para nosotros fue vital descansar, porque después de la primera fase los partidos se complican aún más. Una ventaja para nosotros fue quedarnos en Temuco, así que tuvimos más tiempo para analizar al rival. Hoy dejaremos todo para seguir en competencia, ese sería un gran regalo para todo nuestro país.

Usted quería hacer una dedicatoria especial por esta clasificación, ¿cuál era?

Estoy contento porque conseguimos la clasificación a la siguiente fase el domingo y ese día celebramos una fecha especial, entonces cuando terminó el partido le dediqué este paso a todos los padres de Perú, especialmente al mío.