Perú quiere entrar al baile

A pesar del excelente partido que jugaron los dirigidos por Ricardo Gareca contra Brasil, los incas buscarán su primera victoria ante Venezuela.

EFERicardo Gareca, técnico de Perú.

Tras el debut sufrido, luchado, en el que Brasil a escasos segundos del final logró la victoria por 2-1, la selección de Perú buscará hoy, a las 6:30 p.m. (Gol Caracol), sus primeros tres puntos de la Copa América. Al frente tendrá a una motivada Venezuela, que gracias a su excelente planteamiento táctico venció 1-0 a Colombia en la primera fecha del Grupo C.

Perú mostró que tiene un equipo competitivo, que sus jugadores están para grandes cosas. Es por esa razón que de la mano de Juan Vargas, de la Fiorentina de Italia; de Paolo Guerrero, del Flamengo de Brasil, y del experimentado delantero del Bayern Múnich, Claudio Pizarro, buscará nuevamente ser protagonista de la Copa América como lo hizo hace cuatro años en tierras argentinas.

Ricardo Gareca, más conocido como el Tigre, quiere celebrar su primer triunfo como técnico de una selección nacional. Ante Brasil dio muestras de los planteamientos tácticos que ha querido implantar en la selección peruana. Un juego rápido, ofensivo, de ida y vuelta, manteniendo bien posicionados a los cuatro del fondo. El entrenador argentino sabe que contra Venezuela es un partido más abierto, a pesar del gran despliegue que tuvieron contra la canarinha, equipo al que pusieron en aprietos en más de una oportunidad.

Es más, el Tigre no quiere repetir la historia de ese partido, en el que se le escapó un valioso punto en el minuto 92, cuando una genialidad de Neymar puso a definir a Douglas Costa frente a Pedro Gallese, quien no pudo retener el potente remate. Gareca es consciente del equilibrio táctico de Venezuela, un equipo que da pocos espacios, que no comete errores y tiene adelante a un potente jugador, Salomón Rondón, quien en cualquier oportunidad los puede poner en ventaja.

Por su parte, la vinotinto es consciente de que un empate los dejaría clasificados. Por esta razón, los dirigidos por Noel Sanvicente llegan con la ilusión de volver a estar entre los cuatro mejores de América, como lo hicieron en 2011.