La pesadilla de Neymar

Este viernes se definirá la sanción al delantero brasileño por la expulsión ante Colombia. No estará el domingo contra Venezuela.

James Rodríguez intenta consolar a Neymar al final del juego del miércoles, en Santiago. EFE
Con apenas 23 años, Neymar carga un enorme peso sobre sus espaldas. El talentoso número 10 brasileño es el gran referente de la selección pentacampeona mundial, la gran esperanza de un país en el que el fútbol es una religión.
 
Y aunque ha sabido asumir esa responsabilidad, en la Copa América de Chile parece estar pasando por una crisis. Fue la figura en el estreno ante Perú, con un gol y una asistencia, pero recibió una tarjeta amarilla por protestarle al árbitro.
 
Y la noche del miércoles vivió una pesadilla ante Colombia. La impotencia ante la buena marca de los volantes y defensas de la tricolor hizo que el capitán de la verdeamarilla se saliera de casillas.
 
Debió recibir tarjeta tras una falta aparatosa sobre Camilo Zúñiga, pero el árbitro chileno Enrique Osses se la perdonó. Sin embargo, lo amonestó al final del primer tiempo, cuando intentó anotar con la mano, tras un rebote que dejó el arquero David Ospina. Neymar completaba así dos amarillas y no podía jugar el domingo ante Venezuela, en la tercera fecha del grupo C.
 
En el complemento, el artillero del Barcelona de España estuvo más participativo, pero no pudo impedir que Brasil cayera 1-0 ante Colombia. Y para completar se hizo expulsar una vez finalizado el encuentro, luego de un incidente en el que chocó con Carlos Bacca y Jeison Murillo.
 
Hoy  la Conmebol anunciará la sanción definitiva pero la mínima es de una fecha, por lo que  que Neymar se perderá el duelo ante los patriotas y, probablemente el de cuartos de final, en caso de que Brasil avance en el torneo.
 
“Tenemos que estar listos, somos  un grupo. Nos gustaría contar con él, pero no es posible, tenemos que encontrar la forma de superar su falta y resolver nuestra situación”, dijo el técnico Dunga en la rueda de prensa posterior al partido ante Colombia en el estadio Monumental.
 
Con un Brasil neymardependiente desde hace un par de años, el estratega ahora tiene que desempolvar el pizarrón y comenzar a pensar en alternativas para reemplazarlo. Tres jugadores podrían ocupar su puesto: Philippe Coutinho, Diego Tardelli y Robinho, aunque está claro que ninguno será tan desequilibrante.
 
Neymar, quien ha recibido mensajes de apoyo de sus colegas, entre ellos del colombiano James Rodríguez, espera que sus compañeros logren clasificar  y le den la oportunidad de redimirse y salvar una Copa América a la que llegó como la gran atracción y que, por ahora, se le ha convertido en una pesadilla.