Venezuela, contra la historia, los números y las estadísticas

De seis partidos que se han disputado Venezuela y Brasil, la 'Vinotinto' ha perdido cinco, empatado uno y recibido 25 goles. Neymar no será parte del juego, fue suspendido cuatro fechas.

Los jugadores de la selección de Venezuela quieren ganarle por primer a vez en una Copa América a Brasil y así asegurar la clasificación. AFP

En junio de 2008 Venezuela escribió un capítulo importante en su historia futbolística: por primera vez le ganó a Brasil. Fue en un partido amistoso en Estados Unidos por 2 goles a 0. Sin embargo, sus registros en la Copa América contra la canarinha son sólo saldos en rojo. De seis partidos ha perdido cinco, empatado uno, marcado un gol y recibido 25. Por eso, hoy será la hora de que los dirigidos por Noel Sanvicente rompan la hegemonía y busquen su paso a la siguiente ronda.

“Creo que tenemos equipo para ganar. Siempre hay una primera vez. Se habló de la primera vez que le ganamos a Colombia en Copa América. También puede ser una primera vez ante Brasil”, dijo Sanvicente, quien agregó que está confiado en el trabajo de su equipo. “Vamos a seguir con nuestro estilo. Lo importante es que podemos clasificar. Los grandes siguen siendo grandes, pero el margen se ha achicado muchísimo”, concluyó el técnico venezolano.

La historia no miente. El primer partido entre Venezuela y Brasil se disputó en la Copa América de 1975 —no tenía sede fija— en Caracas. La Vinotinto cayó goleada 4-0. En la vuelta, en suelo brasileño, volvieron a perder, y esta vez fue peor: 6-0. Doce años después, en el campeonato de Argentina de 1987 volvieron a encontrarse y la canarinha le propinó una paliza a los venezolanos al ganarles por 5-0.

Dos años más tarde, Brasil siendo anfitrión de la Copa América de 1989, venció a Venezuela, pero por un marcador más ajustado: 3-1. Sin embargo, en la edición de 1999 disputada en Paraguay, los brasileños le propinaron la peor goleada a la Vinotinto. Le marcó siete goles y los venezolanos no reaccionaron.

Sólo hasta la Copa América de Argentina 2011 Venezuela logró un resultado favorable. Un empate a cero goles con Brasil. Por eso, para Noel San Vicente esta es la oportunidad para que sus dirigidos se impongan ante los brasileños. “Hay que pasar rápidamente la derrota (contra Perú) y pensar en Brasil. Nada que reprocharle a mis jugadores. Veníamos jugando bien. El partido se nos condiciona por una expulsión. Los muchachos se entregaron totalmente dentro de la cancha”, advirtió.

Brasil, por su parte, llega con un bajón anímico, no sólo por la derrota ante Colombia, sino porque la Conmebol sancionó con cuatro fechas de suspensión a su figura Neymar, por los incidentes al final del encuentro con Carlos Bacca, Pablo Armero, Jeison Murillo y Camilo Zúñiga. La sanción se puede apelar, pero de no lograrlo, sería el final de la Copa América para la estrella del Barcelona de España, quien también está en líos legales por supuesta estafa.

Sin embargo, en la selección de Brasil, sus compañeros lo han apoyado y defendido. El llamado a reemplazarlo es el volante del Liverpool inglés, Philippe Coutinho, indicó: “Neymar es un gran jugador, pero todos están preparados, vamos a tener que superar esta ausencia para pasar de fase y después tenerlo de vuelta. Puedo decir que estoy preparado, quien juega o no depende del entrenador, todos están preparados (...), lo más importante es el grupo”.

Por su parte, Fernandinho, uno de los hombres más importantes para Dunga en el medio campo aseguró que “un tipo que hace varios goles en la selección, que bate varias marcas, no tiene cómo quedar marcado en la selección. Y no es una expulsión la que va a poner en jaque la conducta de Neymar dentro de la selección brasileña. Creo que lo que pasó fue un caso aislado”.

El mediocampista, encargado del trabajo sucio, de chocar a los contrincantes, de recuperar balones y controlar el medio campo, fue claro en advertir que “con o sin Neymar buscamos tocar el balón rápido, hacer jugadas de ataque por el lateral. Claro que cuando está Neymar tiene más libertad para moverse por el mediocampo y llega más cerca del medio campo y recibe muchos balones. Algunos piensan que jugamos en función de Neymar, pero nuestra intención es jugar con todos”.

Finalmente, Fernandinho concluyó que su objetivo es sencillo: “Nuestro grupo está abierto, todos con tres puntos y chances de clasificar. Eso nos obliga a redoblar la atención. No podemos escoger el adversario e intentar vencer y ver lo que va a pasar con los otros grupos”.