Internacional de Porto Alegre acaricia la Libertadores

Con su victoria 2-1 a domicilio ante las Chivas rayadas, el equipo brasileño da un importante paso para coronarse campeón.

El Internacional de Brasil ganó 2-1 (0-1) al mexicano Chivas de Guadalajara este miércoles en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores de América-2010, disputado en el estadio Omnilife de la ciudad de Zapopan (periferia de Guadalajara, oeste).

Adolfo Baustista, al minuto 45+1, puso adelante al equipo mexicano. Giuliano, al 72, y Bolívar, al 76, anotaron los goles con los que el conjunto brasileño se presentará en ventaja en la revancha, el 18 de agosto en el estadio Beira Rio de Porto Alegre.
El nerviosismo invadió a los jugadores del Guadalajara, que en el arranque del partido perdían la pelota con suma facilidad. En contraparte, guiado por el argentino Andrés D'Alessandro, el Inter impuso su ritmo en el juego.

Las Chivas anularon con patadas a D'Alessandro y, sin generar mucho volumen de juego, se pusieron en ventaja gracias a un rasgo de inteligencia del 'Bofo' Bautista poco antes del descanso.

Guadalajara no tuvo un envión anímico con su ventaja ni supo manejar el partido y en dos desconcentraciones de la zaga, el equipo brasileño consiguió sus goles con la misma fórmula: servicios desde los costados rubricados con fulminantes remates de cabeza.
Se jugaba el minuto 5 cuando Kléber se le escapó por la izquierda a Jonny Magallón. El brasileño entró al área y sacó un disparo cruzado sobre la marcha. Alecsandro intentó cerrar la pinza con una barrida, pero el balón se le escurrió y alcanzó a rozar el segundo poste del portero Luis Michel.

El peligro se volvió a sentir sobre la cabaña de Michel al 29, ahora con el cobro de un tiro libre, apenas unos metros fuera del área, por el centro. Alecsandro ejecutó, el esférico pasó encima del muro defensivo y rozó el travesaño.
Al 35, Taison conectó un testarazo de frente al arco y Magallón apareció en la trayectoria del remate para rechazarlo, también con la cabeza.

Ya sobre el tiempo añadido del primer tiempo, Marco Fabián, tirado hacia el costado derecho, vio el arribo por el centro de Bautista y le envió un servicio elevado. El 'Bofo', sobre la media luna, vio adelantado al portero Renan y con un cabezazo le pasó encima la pelota para el 1-0.

Al 50, Nei le filtró el balón a Giuliano quien se internó en el área por el sector derecho para intentar un remate al arco que fue contenido por el portero local Michel.
Cuatro minutos después, Magallón se encontró una pelota fuera del área y sacó un disparo cruzado y a ras que se fue apenas a un lado del poste derecho de Renan.
El argentino Pablo Guiñazú apareció al 57 para conectar un disparo de zurda de media distancia que terminó en las manos de Michel.

D'Alessandro casi logra el empate al 67 con un zurdazo lejano que buscaba la escuadra derecha.Y repentinamente el Inter dio vuelta la historia. El 1-1 fue marcado por Giuliano, quien conectó un certero cebezazo tras un servicio desde el costado izquierdo de Kléber. En el siguiente arribo, ahora por derecha, D'Alessandro mandó el servicio al lado contrario, Indio volvió a centrar con la testa para que Bolívar apareciera en el corazón del área para hacer el 2-1 con la cabeza.

"Fue un partido muy difícil contra un equipo que juega bien. Un error de nosotros nos costó caro, afortunadamente pudimos revertir la situación en el segundo tiempo porque no bajamos los brazos, pero la verdad, la final todavía está 50 y 50 porque las Chivas juegan bien de visitante", apuntó D'Alessandro al término del partido.