Fluminense será el rival de Nacional en la Libertadores

El conjunto colombiano perdió ante el Sao Paulo de Brasil, pero clasificó por cuenta de la goleada del Sportivo Luqueño sobre el Audax italiano de Chile.

El portero del Sao Paulo, Rogerio Ceni, garantizó a su equipo la victoria 1-0 ante el Atlético Nacional de Medellín, resultado que le permitió a ambos clasificarse para los octavos de final de la Copa Libertadores. Sao Paulo avanzó como primero del Grupo 7 con once puntos, seguido por el Atlético Nacional (8) y los eliminados Sportivo Luqueño de Paraguay y Audax Italiano de Chile, con siete unidades cada uno.

El veterano Rogerio Ceni fue una muralla infranqueable en la que se estrelló continuamente el conjunto colombiano, que jugó con una libertad inusitada para ser un visitante en el estadio Morumbí, fortín del campeón brasileño. Sao Paulo salió al trote, con pocas prisas, algo apático en el ataque y muy desconcentrado tanto en la línea defensiva como en la de elaboración de juego, como si la eliminatoria no fuera un asunto de su competencia.

Los paulistas cometieron muchos errores en el centro del campo y, al contrario de lo que suele ser habitual en su feudo, encontraron serias dificultades para imponer su dominio y para crear peligro.

El Atlético Nacional aprovechó la permisividad de los brasileños y creó ocasiones claras. En una de ellas, el colombiano Harold Martínez disparó raso y le obligó a Rogerio Ceni a estirarse para evitar el gol. En otra, Camilo Zúñiga, una de las figuras del equipo de Medellín, arriesgó un tiro lejano, que el portero brasileño detuvo en dos tiempos. No obstante, la fortuna sonrió a los locales, que lograron el gol de la victoria en una jugada aislada al filo de la media hora.

Álex Silva, de cabeza, remató bombeado al primer palo, tras un centro de Jorge Wágner, que rebañó un balón mal rechazado por la defensa colombiana tras un córner. El Sao Paulo dio por bueno el resultado, a sabiendas del marcador del otro partido del grupo 7, que le valía la clasificación a los dos equipos que se citaban en el Morumbí, y le regaló la pelota al conjunto colombiano.

Al comienzo de la segunda mitad, Zúñiga volvió a probar un fuerte disparo desde fuera del área ante la complacencia de la defensa local, pero un atento Ceni desvió a córner. En un contraataque de los brasileños, el guardameta David Ospina demostró grandes reflejos y detuvo con una mano un remate a bocajarro de Éder Luis.

En los últimos minutos, los colombianos tuvieron sus ocasiones más claras, una de ellas anulada por el árbitro por un polémico fuera de juego. Carlos Díaz, que estaba en posición legal, remató a gol un balón mal rechazado por el portero brasileño tras un tiro de falta, pero el árbitro anuló la jugada por fuera de juego de dos de sus compañeros que estaban adelantados.

Minutos después, el Atlético tuvo su oportunidad más evidente de empatar, pero se volvió a chocar con el capitán del Sao Paulo. En un error increíble que demostró el grado de desconcentración de los brasileños, Richarlyson intentó ceder la pelota


a su portero, pero se la regaló a Carmelo Valencia.

El delantero encaró con velocidad el arco rival, pero perdió el uno contra uno ante el omnipresente cancerbero brasileño, cuya magistral actuación le valió a su equipo ganar el liderato del grupo.

Entre tanto, Sportivo Luqueño de Paraguay venció 4-1 a Audax Italiano de Chile, marcador que permitió la clasificación de los verdolagas a pesar de la derrota. Ahora, los paisas enfrentarán a Fluminense de Brasil en los octavos de final de la Copa Libertadores.

Alineaciones:

Sao Paulo: Rogerio Ceni; Álex Silva, André Dias (m.63, Éder), Miranda, Zé Luis; Richarlyson, Hernanes, Jorge Wágner, Éder Luis (m.83, Fabio Santos); Borges (m.64, Dagoberto) y Adriano. Entrenador: Muricy Ramalho.

Atlético Nacional: David Ospina; Luis Felipe Chará, Carlos Díaz, Wálter Moreno, Harold Martínez, Camilo Zuñiga, José Amaya, Juan Carlos Ramírez (m.70, Estiven Vélez), David Córdoba (m.62, Elkin Murillo), Sergio Galván y Carlos Villagra (m.75, Carmelo Valencia). Entrenador: Óscar Héctor Quintabani.

Gol: 1-0, m.39: Alex Silva.

Árbitro: el paraguayo Carlos Torres amonestó a Miranda (m.76), del Sao Paulo, y a Felipe Chará (m.84), del Atlético Nacional.

Incidencias: Partido de la última jornada del Grupo 7 de la segunda fase de la Copa Libertadores, jugado en el estadio Morumbí de Sao Paulo ante 45.000 espectadores.