La Liga de Quito es el primer finalista

Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDUQ) se clasificó por primera ocasión en su historia a una final de la Copa Libertadores, tras empatar 0-0 con el América de México, en la capital ecuatoriana.

Mientras los ecuatorianos celebraron con intensidad la clasificación a la final del torneo, América terminó con dos hombres menos por las expulsiones de Carlos Sánchez y Alejandro Argüello.

El empate 1-1 en el partido de ida disputado el martes pasado en México dio hoy la clasificación al conjunto quiteño, que tendrá la oportunidad de disputar la final del torneo continental como ya lo hizo el Barcelona de Guayaquil, en 1990 y 1998.

Liga de Quito, dirigido por el argentino Edgardo Bauza, jugará la final con el ganador de la otra semifinal que disputarán este miércoles el brasileño Fluminense y el Boca Juniors de Argentina, vigente campeón de la Libertadores.

En el comienzo del partido del martes, el uruguayo Rodrigo López estuvo cerca de abrir el marcador para las 'Águilas' del América, aprovechando un error de los defensas de Liga de Quito, pero el portero José Cevallos evitó el tanto a los 5 minutos.

A renglón seguido, el argentino Damián Manso, una de las figuras del equipo ecuatoriano, también creó peligro en el arco mexicano, con un disparo que pasó encima del portero Guillermo Ochoa.

La presión que ejerció con su sistema defensivo el América, incluso en la zona contraria, evitó las acciones de peligro en el pórtico de Ochoa y las 'Águilas' pasaron a dominar el partido durante gran parte del primer tiempo.

El buen toque de balón, la movilidad de sus jugadores, las llegadas por los costados, para aprovecharse de los espacios que dejaban los defensas universitarios, fueron también argumentos futbolísticos de los mexicanos.

Liga de Quito desperdició una posibilidad de gol, tras el remate fallido, con golpe de cabeza, del argentino Claudio Bieler, que no alcanzó a impactar correctamente, a los 33 minutos, después de un centro preciso de Joffre Guerrón.

Si bien hubo la predisposición de ambos equipos de jugar ofensivamente, el árbitro chileno Pablo Pozo tuvo que frenar algunas acciones fuertes, con tarjetas amarillas, tanto de Liga de Quito como del América.

Los universitarios se perdieron la mejor ocasión de gol, pues el disparo de Franklin Salas pegó en el vertical izquierdo, a los 49 minutos, y a los 51 el mismo ariete remató junto al vertical izquierdo.

El paraguayo Salvador Cabañas, el goleador del América, probó a Cevallos con un disparo, recibió un rechazo de los defensas, luego de un tiro de esquina, pero el portero ecuatoriano salvó a su equipo, a los 59 minutos.

América se quedó con un hombre menos, por la expulsión de Carlos Sánchez, después de una agresión sobre Salas, a los 59 minutos.

Liga de Quito incrementó su dominio y Guerrón ingresó solo por el costado derecho, enfiló violento disparo, que rechazó el portero Ochoa, a los 62 minutos.

En la última acción del encuentro, Alejandro Argüello, también salió expulsado por una agresión sobre Enrique Vera.

Alineaciones:

Liga de Quito: José Francisco Cevallos; Jairo Campos, Renán Calle, Norberto Araujo; Joffre Guerrón, Enrique Vera, Patricio Urrutia, Paul Ambrossi; Damián Manso (m.83, William Araujo), Franklin Salas (m.74, Edder Vaca) y Claudio Bieler (m.77, Agustín Delgado). Entrenador: Edgardo Bauza.

América: Guillermo Ochoa; Ismael Rodríguez, Óscar Rojas, Carlos Sánchez, José Antonio Castro; Jesús Sánchez, Germán Villa, Juan Carlos Silva (m.74, Juan Mosqueda), Enrique Esqueda (m.71, Federico Higuaín); Rodrigo López (m.65, Alejandro Argüello) y Salvador Cabañas. Entrenador: Juan Antonio Luna.

Árbitro: El chileno Pablo Pozo amonestó a Enrique Vera (m.12), Renán Calle (m.54), de Liga de Quito, y a Jesús Sánchez (m.12), Germán Villa (m.23) y Juan C. Silva (m.29), del América, y expulsó a Carlos Sánchez (m.59 por doble amonestación) y Alejandro Argüello (m.89), del América.

Incidencias: Partido de vuelta de semifinales de la Copa Libertadores de América, disputado en el estadio 'Casa Blanca', de Liga de Quito, ante 40.000 aficionados, que celebraron la histórica clasificación del cuadro ecuatoriano a la final del torneo continental.

Temas relacionados