Mal arranque para los equipos argentinos en los octavos de final

Lanús y Estudiantes cayeron este martes en sus respectivos partidos de ida por los octavos de final del certamen continental. El primero cayó en condición de local (0-1) ante el Atlas de México, mientras que el conjunto en el que juega Juan Sebastián ‘la brujita' Verón perdió a domicilio (0-2) ante Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Liga dio un paso importante

Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDUQ) dio un paso importante en la Copa Libertadores al imponerse por 2-0 a los argentinos de Estudiantes de La Plata argentino en el partido de ida de octavos disputado en la capital ecuatoriana.

Los goles del campeón ecuatoriano fueron de Joffre Guerrón, en el minuto 63, y del argentino Damián Manso, a los 77 minutos.

El triunfo del cuadro ecuatoriano resultó por demás satisfactorio por la entrega, perseverancia, toque preciso y constante del balón, en busca de la portería de Mariano Andújar.

Durante gran parte del encuentro la propuesta futbolística la tuvo la Liga de Quito, pero el orden defensivo y el buen trato del balón le correspondió a Estudiantes.

Las intenciones del cuadro universitario para penetrar en el área argentina, con movilidad constante de sus centrocampistas y delanteros, no bastaron para llegar con claridad a los pagos de Andújar.

Durante el segundo tiempo la propuesta de Liga de Quito no cambió, mientras Estudiantes continuó con el mismo orden y precisión para defenderse y contraatacar. Sin embargo, Paul Ambrossi obligó a una defensa extrema de Andújar, a los 55 minutos.

El ansiado gol ecuatoriano lo anotó Joffre Guerrón, a los 63 minutos tras enfrentar y burlar a los defensas argentinos por el sector derecho. Su violento disparo resultó imposible de controlar para Andújar.

El cansancio de los argentinos y la perseverancia de los ecuatorianos por anotar el segundo gol dio frutos a los 77 minutos con el tanto de Damián Manso, que rescató el balón cerca del punto penalti y disparó a media altura y al costado derecho del portero.

Para empeorar los planes de los visitantes, Estudiantes se quedó con un hombre menos, a los 88 minutos, por la expulsión de Juan Díaz, por una doble amonestación.

La próxima semana, el campeón ecuatoriano y el conjunto estudiantil dirimirán la plaza a cuartos de final en La Plata.

Los argentinos necesitarán golear para revertir al situación y quedarse con la clasificación directa, sin tener que apelar a una tanda de penaltis para dirimir cualquier igualdad en goles y puntos, en tanto que a los ecuatorianos les bastará un empate o una derrota por mínima diferencia para certificar su paso a la siguiente fase.

Alineaciones:

Liga Deportiva Universitaria de Quito: José Francisco Cevallos; Jairo Campos, Norberto Araujo, Diego Armando Calderón; Joffre Guerrón, Enrique Vera (m.88, William Araujo), Patricio Urrutia, Paul Ambrossi, Luis Bolaños; Damián Manso y Claudio Bieler (m.68, Agustín Delgado). Entrenador: Edgardo Bauza.

Estudiantes: Mariano Andújar; Leandro Desábato, Cristian Angeleri, José María Basanta; Manuel Díaz, Edgar González, Juan Sebastián Verón, Leandro Benítez; Diego Galván (m.73, Iván Moreno y Fabianessi), Leandro Lazzaro (m.83, Ezequiel Maggiolo) y Pablo Luguercio (m. 66, Pablo Piatti). Entrenador: Roberto Sensini.

Goles: 1-0, m.63: Joffre Guerrón. 2-0, m.77: Damián Manso.

Árbitro: el brasileño Leonardo Gaciba expulsó a Juan Díaz (m. 88), de Estudiantes. También amonestó a Paul Ambrossi (m.56) y Damián Manso (m.89), de Liga Deportiva Universitaria de Quito, así como a Leandro Benítez (m.42), Edgar González (m.54), Juan Díaz (m.62) y Leandro Desábato (m.67), de Estudiantes.

Incidencias: Partido de ida correspondiente de la fase de octavos de final de Copa Libertadores de América disputado hoy en el estadio 'Casa Blanca', de propiedad de Liga de Quito, ante 30.000 aficionados.



Atlas obtuvo un triunfo de oro

El mexicano Atlas venció con autoridad al argentino Lanús por 0-1, en una actuación sin fisuras, y solidificó sus esperanzas de pasar a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El tanto marcado por el argentino Bruno Marioni a los 37 minutos y una sólida estructura de bloqueo y recuperación del balón pusieron en ventaja a la formación de Guadalajara, acentuada por el doble valor de los goles marcados fuera de casa.

El Atlas consiguió este lunes su primera victoria como visitante en el torneo continental ante un equipo que ofreció lucha pero que en ningún momento encontró la posibilidad de anotar, en la primera parte por un par de fallos en situaciones inmejorables y en la segunda porque el ganador lo impidió con solvencia.

El equipo centroamericano sorprendió al conjunto granate al bloquear sus circuitos, reducir sus espacios de maniobra con el adelantamiento de sus zagueros y probar ofensivamente, de manera constante, con la claridad de Juan Carlos Medina para abrir el juego.

Entonces Lanús debió esforzarse para neutralizar al punta Bruno Marioni, muy activo y punzante, y por esto el conjunto argentino tuvo que dedicarle múltiples marcajes.

No obstante la dinámica del equipo de Miguel Brindisi y su capacidad física para disputar el balón en todos los sectores del campo, el local mantuvo la iniciativa y buscó la profundidad en ataque a través de su goleador José Sand, que quedó varias veces fuera de juego.

Cuando el punta argentino se dio cuenta de la estrategia defensiva del Atlas, mejoró su posición en el campo y puso en aprietos dos veces al portero uruguayo Jorge Bava, a los 26 y 31 minutos con dos remates apenas desviados.

Bava paró un tiro libre de Diego Valeri a los 35 y dos minutos más tarde la presión de la formación de Jalisco en el centro del campo dio sus frutos. Robles recuperó el balón, abrió juego para Diego Colotto sobre la derecha y, tras un centro raso de éste, Marioni abrió el marcador con un taconazo lanzado con el pie derecho por detrás del izquierdo.

Un gol de lujo de un jugador incontrolable, inquietante, que buscó sacar rédito de acciones que nada ofrecían para ello y que con un recurso técnico sublime premió la labor de un equipo batallador y concentrado al máximo.

Lanús se lanzó con desesperación a buscar el empate, estuvo cerca a los 43 con una jugada enredada que el Atlas, metido en su área con todos sus jugadores, resolvió con esfuerzo.

El equipo de Ramón Cabrero, tocado y algo confundido, salió en la segunda parte dispuesto a jugar exclusivamente en campo mexicano, de donde el Atlas comenzó a salir cada vez menos.

La formación de Brindisi levantó un muro alrededor de su área cuando los locales Blanco, Valeri o Pelletieri intentaron abrirse camino con la pelota dominada. Por esa razón, pese a que Lanús era el dueño del juego, provocaba menos peligro frente a Bava que en el primer tiempo.

En este contexto, a falta de 15 minutos para el final, no había motivo para pensar que el resultado pudiera modificarse, salvo que se produjera un error en el área mexicana y porque del otro lado del campo el Atlas sólo aparecía esporádicamente.

No había caso, el Atlas no se equivocó, resolvió el asunto de manera notable y regresa a México con sus esperanzas a tope.

Alineaciones:

Lanús: Carlos Bossio; Rodolfo Graieb, Carlos Quintana, Emir Faccioli, Maxi Velázquez (m.49, Nelson Benítez); Sebastián Blanco (m.72, Santiago Biglieri), Agustín Pelletieri, Matías Fritzler, Diego Valeri; José Sand y Nicolás Ramírez (m.60, Germán Cano). Entrenador: Ramón Cabrero.

Atlas: Jorge Bava; Jorge Torres, Néstor Vidrio, Diego Colotto, Omar Flores; Eduardo Rergis, Luis Robles, Gerardo Flores (m.59, Jorge Hernández), Juan Carlos Medina (m.72, Emanuel Centurión); Bruno Marioni y Ulises Mendivil (m.53, Danilo). Entrenador: Miguel Brindisi.

Gol: 0-1, m.37: Marioni.

Árbitro: Víctor Hugo Rivera (PER), asistido por sus compatriotas Juan Sulca y Luis Abadie. Amonestados: Vidrio, Omar Flores, Marioni, Fritzler y Bava.

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América disputado en el estadio Ciudad de Lanús ante unos 19.000 espectadores.