Cruzeiro o Estudiantes, un campeón de oro

El miércoles será la gran final de la versión 50 de la Copa Santander Libertadores.

El estadio Mineirão, de la ciudad brasileña Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, con capacidad para 75.783 personas e inaugurado en 1965, será testigo el miércoles de la final de Copa Santander Libertadores, que celebra en esta ocasión sus Bodas de Oro.

Sí, en la noche de este miércoles, Cruzeiro de Brasil o Estudiantes de Argentina se coronará como el campeón número 50 de este torneo, cuyo primer vencedor fue el equipo Peñarol de Uruguay, que venció en la gran final a Olimpia de Paraguay.

Tras el empate a cero del pasado miércoles, en el juego de ida en la ciudad de La Plata, la definición del título quedó abierta y aunque aquí la hinchada fervorosa del Cruzeiro ya se siente campeona y lo demuestra con su euforia por las calles, lo cierto es que el equipo de Alejandro Sabella aún no ha dado por perdida la batalla. “Para conseguir una victoria en Brasil tenemos que estar muy concentrados, ser aplicados y no desaprovechar las situaciones de gol que se nos presenten”, reflexionó ante los medios el técnico argentino, asistente de Daniel Passarella en la selección albiceleste en el Mundial de Francia 1998.

“Cruzeiro maneja muy bien la pelota con laterales que se desdoblan con facilidad y rapidez en ataque. También posee dos delanteros rápidos como Wellington y Kléber, y volantes como Wagner y Ramires, que llegan a posiciones de gol”, señaló el técnico de Estudiantes, equipo que ha ganado tres veces el título de la Santander Libertadores, en los años 68, 69 y 70, convirtiéndose en ese entonces en el primer club que lograba la consagración tres veces consecutivas.

“Tengo mucha confianza en el equipo. Sé que el Cruzeiro juega bien, tiene velocidad, precisión y demanda un gran esfuerzo físico a la hora de defender. Pero nosotros tenemos lo nuestro también”, agregó Sabella.

En el otro bando, el estratega brasileño Adilson Batista es cauto en sus comentarios previos al crucial encuentro y apenas se limita a decir que “los partidos, primero hay que jugarlos”.

Kléber, una de las figuras del conjunto local —campeón de la Copa en 1976 y 1997—, aseguró: “El partido será muy duro, porque el rival es exigente, pero Cruzeiro tiene posibilidades de ganar. Y eso lo demostramos en Argentina, porque jugamos un buen partido e inclusive tuvimos posibilidades de ganar”.

Dominio argentino

A lo largo de los 50 años de historia de la Copa Libertadores, los equipos argentinos se han llevado el trofeo en 21 oportunidades, contra 13 de los brasileños.

Y en las estadísticas del equipo más ganador está en primer lugar Independiente de Argentina, con siete trofeos en igual número de finales. Es este equipo argentino el único con cuatro trofeos en línea (72, 73, 74 y 75). Pero el que mayor número de participaciones registra es Peñarol de Uruguay, con 37, venciendo en cinco oportunidades.

El galardón del goleador histórico del torneo, sin embargo, es para un ecuatoriano, Alberto Spencer, quien actuó con el Peñarol y el Barcelona de Guayaquil.

La mesa está servida. La fiesta es insuperable en esta ciudad de más de dos millones de habitantes y con un clima promedio de 20 grados centígrados, que se siente más calientico con el sonar de los tambores. El ambiente es de verdadero carnaval.